Los jóvenes de Frente Obrero que hicieron un escrache a Iñigo Errejón descartan a 20minutos que fueran "a gritarle". Fuentes de esta organización afirman que la idea inicial no era hacerle un escrache sino hablar con él para "decirle cuatro verdades" pero debido a que sintieron que les infantilizaron en las respuestas "fue escalando de tensión" y acabó transformándose "en lo que se transformó".

"Eso se le dice a un chaval de un barrio de casas prefabricadas y con los servicios básicos entre comillas cabrea", destaca.

Estas fuentes valoran a opciones "socialdemócratas como Podemos" como oportunistas y "progresistas de palabras". Esta crítica la hacen no solo a Errejón sino "a toda la socialdemocracia". Creen que son oportunistas "que reivindican el cambio" pero "no aspiran a cambiar la realidad social" sino solo "a pintarle una cara más bonita".

Esta organización detalla que trabajan en un banco de alimentos cercano y cuando tuvieron conocimiento de que iba a ir a la zona Íñigo Errejón, plantearon "ir a hablar con él". Declaran que no había micros, solo grabadoras, móviles y una cámara normal. Además, aseguran que "fue grabado para retratar las posturas de cada lado y que la gente lo viera".

Estos jóvenes atacan a Vox por intentar sacar rédito político de su acción. Les califican como "vendepatrias y les acusan de ser los responsables que "España sea una colonia turística de Europa y que la justicia social no exista".

Frente Obrero se califica como la "antítesis de Vox" y creen que Santiago Abascal "ha hecho el ridículo" porque les ha prometido una mejora de vida cuando saben "que es un empresario más de pulserita con bandera".

Las declaraciones de Irene Montero en el Congreso afirmando que es "lógico" escuchar las críticas y "ser capaz de responder" las califican como "más oportunismo. Acentúan que sus críticas son "extrapolables a toda la socialdemocracia". Opinan que todos venden humo porque "es su forma de sobrevivir" y lo comparan con otras actuaciones de los líderes de Podemos como la compra del chalet.

Además, reiteran que es culpa de los partidos de izquierdas que los obreros votaran a Vox. Aunque reconocen que los datos de que la mayoría de los votantes de Vox "son ciertos" ven que es problema de la forma de actuar de Podemos que haya gente que no vaya a votar o vote a los opuestos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.