Choupette, 'de luto' por Karl Lagerfeld: la gata del diseñador sigue su carrera a la espera de heredar 170 millones de euros

Choupette, en su "trono".
Choupette, en su "trono".
INSTAGRAM CHOUPETTESDIARY

Choupette fue el gran amor de Karl Lagerfeld, volaba con él en jets privados, lucía collares de diamantes y ganaba millones como 'modelo'. El diseñador, que murió este martes a los 85 años, dijo que se casaría con su adorada gata, la cual podría heredar una fortuna de 170 millones de euros si se arreglan ciertas cuestiones legales.

Sin embargo, el minimo con más glamour del mundo está para poca fiesta desde que ha fallecido su anciano dueño. "Gracias a todos por sus condolencias. Con el corazón roto, voy a llorar. Espero que sus amables palabras y buenos deseos me ayuden a poner mi mejor pata en mi futuro sin papá @KarlLagerfeld y como una mujer", según publica la cuenta oficial que el minino tiene en Instagram.

Se desconoce quién cuida a la hermosa birmana desde que murió el exdirector creativo de Chanel , pero lo más probable es que sean sus dos criadas Françoise y Marjorie. Ellas eran las encargadas de mirar por el bienestar de Choupette cuando 'papá' no estaba cerca.

Incluso cuando duerme, la gatita quiere compañía. "Es como una dama elegante, como una mujer cuidada con su doncella personal. Juegan con ella, tienen que cuidar su hermoso cabello blanco, los tratamientos de belleza para sus ojos y la entretienen. Es el centro del mundo. Si la vieras, lo entenderías", contaba el modisto durante una entrevista.

Lagerfeld conoció en 2011 a la que sería una de las compañeras más importantes de su vida cuando se encontraba en la casa de la modelo francesa Baptiste Giabiconi. Después de dos semanas, el Kaiser simplemente le dijo a Giabiconi: "Lo siento, pero Choupette es mía", y luego contaría esta anécdota diciendo que la secuestró antes de convertirla en modelo internacional.

Desde el momento en que los caminos de Lagerfeld y Choupette se cruzaron, la vida de la gata cambió para siempre. Choupette debutó en moda en agosto de 2012, posando en los brazos de Laetitia Casta con la Torre Eiffel (París) al fondo.

A partir de ahí, la gata, de 8 años, ha aparecido en numerosas campañas publicitarias, tuvo una colección completa (Choupette in Love) en su honor y una gama de Chanel se inspiró en el color de sus ojos.

"La forma en que se mueve, en que juega... es una inspiración para la elegancia. Por la actitud", aseguraba Karl sobre su amada compañera. "Nunca pensé que me enamoraría así de un gato. Me parezco mucho a Choupette, realmente somos como un matrimonio de ancianos. De hecho, ella mantiene mi barba ya que compartimos almohada y pasa su vida lamiéndola", relataba el genio de la moda

Ver esta publicación en Instagram

With #love, #lindaevangelista and #choupette photographed by Karl Lagerfeld #vogue @lindaevangelista @choupettesdiary @karllagerfeld #love

Una publicación compartida de MANUEL S. (@monsieurmanuels) el21 Feb, 2019 a las 4:46 PST

Cuando le preguntaron sobre sus deseos al morir contestó: "No habrá funeral. He pedido que me incineren y que esparzan mis cenizas junto con las de mi madre, mi pareja Jacques De Bascher (murió en 1989 de Sida) y las de Choupette, si ella muere antes que yo", respondió Karl Lagerfeld.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento