La EMT aprueba que los perros puedan subir a los autobuses de la capital

Los perros podrán subir a los autobuses de la EMT.
Los perros podrán subir a los autobuses de la EMT.
AYUNTAMIENTO DE MADRID

El acceso libre de personas con sus perros a los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la ciudad de Madrid está cada vez más cerca de materializarse. La EMT aprobó en su última comisión delegada una serie de modificaciones en su reglamento para viajar en los autobuses municipales que cambia, fundamentalmente, las condiciones de entrada de los perros en el transporte público municipal.

En concreto, con el nuevo texto se permitirá a los canes viajar junto a sus dueños y subir en el autobús por sus propios medios, siempre y cuando dispongan de una tarjeta específica de autorización expedida por EMT. En la actualidad, estos animales y otras mascotas pueden ir sin problemas en los autobuses municipales siempre que no supongan un peligro o una molestia –por su olor o ruido– para el resto de los viajeros, pero deben estar en trasportines adecuados o similares, es decir: metidos en una especie de jaula. Ahora solo se permite el acceso de perros –debe llevar la pertinente cartilla identificativa– sin trasportines cuando sirvan de guía a personas discapacitadas o ciegas. "Con esta modificación abres la posibilidad de que puedan ir en autobuses de la EMT perros más grandes", destacan desde el Ayuntamiento de Madrid.

La medida contempla también que los perros deberán viajar en todo momento sujetos con la correa y el bozal puesto y que estarán obligados a situarse, tumbados, bajo el asiento que ocupe su propietario o acompañante en la parte delantera del autobús (entre la puerta delantera y la puerta central). Su acceso además estará limitado durante las horas de mayor afluencia de viajeros por la mañana y por la tarde.

De esta forma, se permitirá la entrada al autobús con perros todos los días de la semana durante todo el servicio excepto los días laborables (de lunes a viernes) entre las 7.30 y las 9.00 horas y entre las 16.30 y las 19.00 horas. No obstante, el acceso estará limitado a un animal por vehículo y supeditado a la ocupación del mismo a criterio del conductor de la EMT. El objetivo de esta limitación es evitar situaciones donde haya aglomeraciones para garantizar tanto la seguridad de los viajeros como la de los propios animales.

Fuentes municipales explican a este diario que el cambio en el reglamento benefecia esencialmente a los perros porque normalmente son estos animales los que más frecuentan el transporte público junto a sus propietarios, pero que también tienen en cuenta al resto de mascotas. "Esencialmente serán perros los afectados por la norma, pero se deja la puerta abierta por si hay otras necesidades", aseguran desde Cibeles.

La aprobación final del texto, sin embargo, tendrá que pasar ahora por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), el organismo que regula el transporte público en la región y que está en manos de la Comunidad de Madrid. "Esperamos que no haya ningún problema con la propuesta cuando ya existe un precedente. Lo contrario nos sorprendería", afirman las mismas fuentes en alusión a que la Comunidad de Madrid permite el acceso libre a perros a toda la red de Metro de Madrid desde julio del año 2016.

Los requisitos de acceso de los perros al suburbano son similares: puede acceder un solo perro por viajero; todos los canes deberán llevar bozal y estar sujetos con una correa de una longitud que no supere los 50 centímetros; y deberán ocupar para su desplazamiento exclusivamente el último coche de cada tren. Su entrada está limitada de lunes a viernes durante los periodos de hora punta de mañana y de tarde –de 7.30 a 9:30, de 14.00 a 16.00 y de 18.00 a 20.00 horas–. No hay restricciones durante julio y agosto, todos los fines de semana y festivos.

Otras modificaciones del reglamento

Nuevos sistemas de pago

El reglamento incluye entre sus modificaciones la posibilidad de abonar el precio del billete sencillo mediante dispositivos móviles, tecnologías sin contacto, tarjetas bancarias o sistemas análogos, cuando estos medios estén disponibles a bordo de los autobuses. Este sistema ya se ha puesto en marcha en línea Exprés del Aeropuerto (Atocha-Cibeles-O'Donnell-Barajas) y está prevista que complete su extensión a toda la flota el próximo mes de junio.

Patinetes y monopatines

El texto regula el acceso de viajeros a los autobuses con patinetes, patinetes eléctricos, monopatines y otros similates. Estos nuevos vehículos de movilidad urbana deben tener un tamaño que no supongan molestias o peligro para los otros viajeros y deben ir debidamente protegidos o plegados. Solo se permitirá uno de estos vehículos a bordo. Los conductores serán quienes decidan los vehículos que deben o no acceder al autobús.

Bultos

En relación con carros de compra, mochilas, maletas, bolsos de viaje o bolsas de la compra, el nuevo reglamento incide en la necesidad de que no superen el tamaño equivalente a un equipaje de mano y de llevarlos debidamente sujetos. Se limita a un bulto por persona. En el caso de los carros de compra, se permiten dos por autobús como máximo.

Personas ciegas

Se equiparan los derechos de viajeros con ceguera legal (diez veces menor de lo normal en el mejor ojo) a los de los afectados por ceguera total. Así, por ejemplo, sus acompañantes estarán eximidos de pagar a bordo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento