Los hechos se remontan a octubre de 2015 cuando la menor, con consentimiento de su madre, se quedó a dormir en casa de novio, en Redondela (Pontevedra). Según denunció, el acusado la violó, pero la Audiencia de Pontevedra lo absolvió al no ver probado el abuso.

La denunciante presentó recurso de apelación, y ahora el alto tribunal gallego ha resuelto desestimarlo. Así, ratifica lo argumentado por la Audiencia, que "pone en duda la credibilidad del testimonio de la menor y la existencia de corroboraciones subjetivas y objetivas del mismo".

En ese sentido, apunta que la coherencia interna de la declaración "suscita dudas", que la propia chica reconoció que no denunció los hechos hasta 8 meses después, y que incluso siguió yendo a casa de su novio. En resumen, añade el TSXG, "no cabe apreciar error alguno en la valoración de la prueba".

Por todo ello, desestima el recurso interpuesto por la representación de la denunciante, y ratifica la sentencia absolutoria dictada por la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.