Miles de manifestantes se han concentrado en el Passeig de Gràcia en una concentración unitaria por la huelga general del 21-F en Cataluña convocada por el sindicato soberanista Intersindical.
Miles de manifestantes se han concentrado en el Passeig de Gràcia en una concentración unitaria por la huelga general del 21-F en Cataluña convocada por el sindicato soberanista Intersindical. QUIQUE GARCÍA / EFE

Entidades y partidos soberanistas han llamado este jueves a manifestarse masivamente en Madrid el sábado 16 de marzo a las 18 horas para protestar con el juicio del 1-O en el Tribunal Supremo y criticar la "decadencia" del Estado.

Lo han hecho a través de un manifiesto desde la manifestación en Barcelona de apoyo a la huelga general, que han leído como portavoces el exdiputado de la CUP David Fernández, el periodista Martí Anglada, la historiadora Anna Sallés, y la escritora y actriz Estel Solé.

Anglada ha llamado a participar tanto a catalanes como a ciudadanos del resto del Estado: "Todos estamos convocados vengamos de donde vengamos. Hagamos de Madrid la ciudad que señale la vergüenza democrática y la decadencia de este régimen".

Miles de personas se han manifestado este jueves por la tarde en diferentes puntos de Cataluña, como cierre a las movilizaciones con motivo de la huelga general convocada en protesta por el juicio del 1-O, que ha tenido un escaso seguimiento.

En Barcelona, la marcha unitaria apoyada por partidos y entidades soberanistas, además de los sindicatos impulsores de la huelga, ha congregado a unas 40.000 personas, según la Guardia Urbana, cifra que los organizadores elevan a 200.000.

La manifestación en Barcelona para apoyar la huelga general de este jueves ha empezado a las 18:15 horas con el lema '21F Huelga general. Sin derechos no hay libertades'.

Se trata de una protesta impulsada por partidos y entidades soberanistaspara defender la inocencia de los líderes independentistas encausados y para criticar el juicio del 1-O en el Tribunal Supremo. Ha comenzado en el cruce entre el paseo de Gràcia y Provença.

Los manifestantes gritan consignas como 'Libertad presos políticos', 'Huelga general' y 'No es un juicio, es una farsa'. 

Otra de las manifestaciones más multitudinarias de esta jornada ha sido la de Girona, donde decenas de miles de personas, 70.000, según estimaciones de la Policía Local y los Mossos d'Esquadra, han salido a la calle.

La movilización de Barcelona, con una pancarta principal con el lema "21F Huelga General. Sin derechos no hay libertades", ha partido de Jardinets de Gràcia, donde los manifestantes exhibían numerosas banderas esteladas, entre gritos de "Independencia", "Libertad presos políticos" y "1-O, ni olvido ni perdón".

También se han escuchado gritos de "Buch dimisión", en alusión al conseller de Interior, por el papel de los Mossos d'Esquadra frente a los activistas de los Comités de Defensa de la República (CDR) que han hecho cortes de carretera y acciones de protesta a lo largo de la jornada.

En primera línea de la marcha se situaban representantes sindicales como Carles Sastre (Intersindical-CSC) o Ramon Font (Ustec), además de Tito Álvarez, cara visible de las protestas del sector del taxi en Barcelona.

Al final de la manifestación, los portavoces de la movilización unitaria -David Fernàndez, Anna Sallés, Martí Anglada y Estel Solé- han sido los encargados de leer desde el escenario un manifiesto.

Han denunciado "los constantes recortes de derechos civiles y políticos por parte del Estado", un Estado que "actúa en nombre de la unidad de España", que no es "un principio democrático" sino "un principio nacionalista".

"La democracia está por encima de las leyes, sobre todo cuando éstas son injustas", prosigue el manifiesto, que critica que se esté celebrando en el Tribunal Supremo un "juicio político contra el derecho a la autodeterminación" y que busca "que nunca más nadie se atreva a intentar una vía política que ponga en cuestión la unidad del Estado".

El portavoz de USTEC, Ramon Font, ha afirmado que el catalán es un "pilar de la cohesión social" y ha denunciado que haya quien quiera eliminar la inmersión lingüística en las aulas, y ha avisado: "Se harán las huelgas que haga falta".

Por su parte, la portavoz de la Intersindical-CSC Àngels Massip ha denunciado que la "espiral de destrucción" desde que se aprobara la reforma laboral de 2012 continua vigente, y ha afeado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que termine su mandato "sin ninguna acción concreta" aprobada.

David Fernàndez ha cerrado el acto llamando a participar en la huelga feminista del 8 de marzo y recordando a "presos políticos y exiliados".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.