José Gabriel Ruiz
José Gabriel Ruiz SOMOS REGIÓN - Archivo

El hasta ahora secretario general de Somos Región, José Gabriel Ruiz, ha afirmado que "la regeneración y los estatutos políticos no son negociables" y, por ese motivo, ha dimitido del cargo del partido del que es cofundador y que lidera el ex presidente de la Comunidad, Alberto Garre.

En declaraciones a Europa Press, Ruiz ha dicho sentirse "un poco sobrepasado" porque él no esperaba que el asunto adquiriera esta "repercusión". Incluso, ha lamentado que se haya filtrado la carta personal que había dirigido a Garre explicando sus argumentos.

Ruiz ha enmarcado su decisión en la "normalidad" del funcionamiento de un partido político, ya que un miembro de la dirección no puede continuar en el cargo "si considera que tiene discrepancias importantes acerca de la estrategia política y cómo se están abordando determinadas cuestiones".

Todo ello, a pesar de que ha reconocido que sigue compartiendo "los fines, la utilidad y la necesidad del partido" y, precisamente por eso, continuará como afiliado de base. A su juicio, "no es coherente tener diferencias en temas estratégicos de actuación del partido y continuar en el órgano de dirección".

"Lo normal es dar un paso atrás y el partido tiene personas excelentes que pueden sustituirme", según Ruiz, quien cree que "la regeneración y el respeto a los estatutos no son negociables, sino que son capitales".

En concreto, ha mostrado su respeto "a la ley, a la ejemplaridad en la vida política y al hecho de que deben dar un paso atrás las personas que hayan tenido o tengan algún problema de carácter judicial". Se trata, añade, de fundamentos que "formaron parte del ADN de la Plataforma Cívica Región de Murcia".

"Frente a aquel PP de Pedro Antonio Sánchez, nosotros proponíamos que había que cambiar las cosas y que en la política tienen que estar las mejores personas, que vinieran con una hoja de servicios inmaculada, dispuestos a servir un tiempo de su vida y, después, irse a su casa a ejercer su función", ha remarcado.

"Esa es mi forma de entender la política y, por eso, para mí el respeto a la ley y a los estatutos del partido no son negociables", ha insistido Ruiz, quien cree que las decisiones en el seno del partido "deben tomarse en los órganos correspondientes".

En su opinión, asuntos estratégicos como la elección de determinados candidatos en las elecciones o, incluso, la participación o no en las elecciones generales "no se puede decidir al margen del órgano que debe hacerlo y que, en este caso, es la Ejecutiva regional del partido".

Todo ello, añade, "atendiendo a que somos un partido muy joven, que tiene menos de un año, que está en fase de implantación y que tiene unos recursos que son limitados, fruto de su autofinanciación con donaciones internas de los afiliados y sus cuotas".

En este contexto, cree que hay que someter a los órganos del partido decisiones como la posibilidad de "abordar dos proceso electorales en menos de dos meses, con lo que eso supone en coste de recursos humanos y personales, con el fin de afrontarlos con éxito y que uno no contamine el otro".

Asimismo, ha apostado por someter a los órganos correspondientes la designación de la persona o personas que debe encabezar esa lista. "Los estatutos tienen unos procedimientos y no se trata de designar a una persona desde un órgano, sino que hay que abrir un proceso de elecciones primarias", ha ratificado.

Así, ha arremetido contra la posibilidad de que ese tipo de decisiones la tomen "órganos del partido que no están habilitados para ello".

Ruiz cree que es un criterio "estratégico", y consideraba que Somos Región "no estaba en situación de presentarse a las elecciones generales debido al contexto en el que se van a producir y debido a la fortaleza de la organización en este momento". En su opinión, era "recomendable" esperar y que el partido se centrara en las elecciones municipales y autonómicas, que era para las que se estaba preparando desde el principio.

En concreto, Ruiz rechazaba la posibilidad de que el partido se presentara a las elecciones generales a excepción de que el cabeza de lista fuera el propio Garre, puesto que es la persona que tiene "el nivel de conocimiento para el que hemos estado trabajando". En ese caso, cree que "a lo mejor teníamos alguna posibilidad".

Sin embargo, Ruiz se enteró de que "ya se había tomado la decisión de presentarse a las elecciones generales y que, incluso, se empezaba a hablar de los posibles candidatos".

UNA FORMA DIFERENTE DE VER LA POLÍTICA

"En estas circunstancias, no pasa nada, yo doy un paso atrás y vienen otras personas", según Ruiz, quien señala que a estas circunstancias se suma que él tiene una forma "diferente de ver la política" porque él entiende que "este no es un proyecto revanchista, que no está frente a nadie y que uno no se puede obsesionar con otras fuerzas políticas".

Ha señalado que Somos Región "no viene del resentimiento, sino de la esperanza de trabajar por la Región para hacer una mejor España". Por ello, cree que existe "una diferente forma de ver cuál es la acción del partido" y, ante eso, a él no le queda otra alternativa que presentar su dimisión por razones de "coherencia personal".

Recuerda que ya dimitió del PP de Pedro Antonio Sánchez, entendiendo que la regeneración es "esencial en la vida pública, y que la ejemplaridad es lo que puede hacer que la ciudadanía se reconcilie con la política, para que la política deje de ser el principal problema que tienen los ciudadanos".

Ha destacado que Somos Región surgió de una plataforma cívica que tenía como ejes "la regeneración y la defensa de los intereses de la Región", y no "el enfrentamiento contra nadie ni adoptar actuaciones de la vieja política".

Ha considerado que en el partido hay "personas perfectamente capacitadas" para sustituirle a él y a otros que se han alejado

desde que se celebró la convención de la formación y espera que sean elegidas por los órganos competentes. "La clave sería recoger de nuevo a estas personas, aunque yo no me he ido, porque continúo en este partido del que me honra ser fundador", ha aseverado.

En este sentido, cree que la existencia de este partido es "absolutamente necesaria" en la Región porque "permite que los intereses se vean defendidos" porque, la mayor parte de las ocasiones, los partidos nacionales se deben a los compromisos que asumen las cúpulas de Madrid o Barcelona y eso impide que la defensa de los intereses de la Región sea efectiva y que se supediten a otros criterios de carácter partidista".

"Este es un partido de la Región de Murcia y para la Región, que no surge frente a nadie, por lo que tenemos que ser capaces de superar esa dialéctica y transmitir a los ciudadanos que se trata de una formación que va en positivo, que es abierto, transversal, de centro y regenerador", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Murcia.