"El AVE llegará a Valencia antes de 2010 y soterrado si gana el PP"

  • "Me encantaría sentarme junto al escaño de Eduardo Zaplana".
  • "El trasvase del Ebro está en el programa, y no se cita porque no es el más importante".
  • "De la Vega es como Darth Vader, el personaje real está bajo la máscara".
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA.
El diputado del PP Esteban González Pons.
El diputado del PP Esteban González Pons.
JUANA ROJAS

Esteban González Pons no para. Entre comida-mitin en Torrent y cena en Alboraya departe sobre la campaña con 20minutos.es. Vestido con camisa blanca y vaqueros, destila optimismo y no para de dar besos. Está en su salsa.

Están haciendo una campaña intensa desde todos los frentes: usted, el presidente del Consell, Ricardo Costa, especialmente frente a la candidata socialista... ¿Tienen miedo a un mal resultado? ¿Les impone María Teresa Fernández De la Vega?

No. Valencia y la Comunitat han avanzado extraordinariamente en los últimos años. Valencia ha pasado de ser una cómoda tercera ciudad de España y la Comunitat una resignada región mediterránea, a convertirse en una ciudad que aspira a ocupar el segundo lugar de España y en una región que aspira a convertirse en la Baviera del Mediterráneo. Pero durante todos estos años nos ha faltado la complicidad del Gobierno de Madrid, no hemos contado con el apoyo de Madrid. Nos estamos volcando desde el PPCV porque creemos que, si ganamos las generales, es nuestra oportunidad de seguir haciendo lo mismo pero con el apoyo del Gobierno de España. Depende del resultado de las elecciones que el Gobierno de España apoye o no las iniciativas de la Comunitat Valenciana, y no podemos dejar pasar la ocasión.

Pero ya hubo una coincidencia de presencia del PP en los Gobiernos central y autonómico...

Y fue muy bueno. Lo hemos echado mucho de menos. Cuando hubo esta coincidencia se hizo el Plan Hidrológico Nacional, se terminó la autovía a Valencia y se proyectó el AVE. Cuando el Gobierno del PP perdió las elecciones, se derogó el PHN y el trasvase del Ebro, se paralizó el AVE y el proyecto que manejábamos de una autopista Valencia-Madrid.

¿No deja un poco mal al PP valenciano que no incluya una referencia expresa al trasvase del Ebro en su programa electoral?

En el programa electoral del PP hay una referencia a todos los trasvases. No se cita ningún río porque tampoco se cita ninguna montaña. Se citan todos porque, en un país moderno, todas las cuencas tienen que estar interconectadas. Es obvio que el trasvase del Ebro está incluido dentro del programa como ya dijo Mariano Rajoy esta semana en Alicante. La verdad es que establecer una sombra de sospecha sobre si el trasvase del Ebro está o no en el programa electoral del PP por parte de la candidata socialista, que es quien derogó el trasvase, es como si la muerte jugara a ser médico.

Pero es el trasvase más importante...

No, hay otros tan importantes como el del Ebro. De allí no sólo se llevarán los sobrantes a Valencia, sino a la propia Barcelona, y hay muchos trasvases en funcionamiento que no son exactamente el del Ebro y que también están siendo cuestionados en este momento por el PSOE. Nosotros queremos que todas las cuencas estén interconectadas. No tiene sentido que un país moderno redistribuya la electricidad, los recursos, los fondos, y no lo haga con el agua. Si la sangre que sobra de un cuerpo humano se puede transfundir a otros cuerpo, ¿cómo no se va a poder hacer con el agua? Es absurdo que, si sobra agua, no se reparta entre quien le falte.

¿No cree que la gente está ya un poco cansada de este tema? ¿Es rentable electoralmente hablar tanto de esto?

Yo no sé si la gente está muy cansada o no de este tema. Sé que necesitamos el agua del Ebro, y sé que el futuro de la Comunitat pasa porque llegue agua del río Ebro. Un campo de naranjos regado con agua desalada muere a los cinco años. La franja verde que separa nuestro mar de nuestra montaña se puede volver amarilla, y volverá a ser cañares. El bosque más grande que compone la Comunitat Valenciana está formado por naranjos, y es artificial. Esos campos antes no eran verdes, eran cañaverales. Son verdes ahora por el trabajo y la mano del hombre. Si el agua desalada los mata o el precio del agua hace que al agricultor no le compense trabajar esos campos, los abandonará, y la Comunitat iniciará un proceso de desertificación. No es, por tanto, una cuestión de banderín electoral. O nos traen agua del Ebro o el futuro de la Comunitat Valenciana está en entredicho.

Vayamos al día después de las elecciones. ¿Se ve en un Gobierno con Mariano Rajoy? ¿En qué cartera?

El día siguiente de las elecciones veo a Mariano Rajoy presidente del Gobierno, y con él en la presidencia satisfechas todas las aspiraciones de los valencianos y valencianas. Va a ser el presidente más comprometido con Valencia que ha conocido la democracia. Yo soy el equipo de Rajoy, pero eso no significa que tenga que estar en el Gobierno. Hay más funciones que se pueden desarrollar en política.

Como la oposición, por ejemplo.

No, si el señor Rajoy gana no creo que esté en la oposición. Estaré en la mayoría que le da soporte.

Ha pasado en el Consell por Educación, Presidencia, Territorio y Vivienda, luego fue portavoz del PP en Les Corts... ¿No sé siente una especie de político comodín al que nunca dejan desarrollar su labor?

Antes de todo eso estuve 10 años en el mismo sitio, el Senado, los últimos cinco como portavoz del Grupo Popular, con José María Aznar de presidente. Los que creemos en la política de equipos tenemos que aceptar que vamos jugando distintos papeles a lo largo de nuestra vida. Yo a veces he jugado de delantero, a veces de medio, y muchas veces he jugado de defensa de cierre, leñero. Otras he tenido que hacer el papel de portero. Ahora, tras un tiempo en la defensa, me han vuelto a ofrecer el puesto de delantero centro o de extremo izquierdo. Voy a jugar con el mismo ímpetu y la misma hambre de gol que antes.

¿Siente que le ha quedado algún proyecto pendiente?

Siempre en la vida, en el puesto en el que estés y en el trabajo que tengas, se queda algo pendiente. Una de las cosas más importantes que he aprendido y que me gustaría no olvidar jamás, tanto para la política como para cualquier otra actividad que haga, es no mirar nunca atrás. Me quedaron cosas pendientes en Territorio, en Presidencia, en Educación, en el Senado... y me quedarán en el futuro en el Congreso. Hay que dejar trabajar en paz a los que vienen detrás y olvidarse de las que tienen pendientes. No pienso en ellas, y el que viene detrás se ocupará de ellas con la misma ilusión y seguramente mejor que yo. En el ejército persa había una sección llamada la de los inmortales, no porque los soldados no muriesen, sino porque eran tantos que cuando uno fallecía, otro lo reemplazaba enseguida, dando la sensación de que nunca se acababan. El PP es así, es un partido inmortal.

¿Qué propuesta de las que recoge su programa es especialmente interesante para Valencia?

Hemos hecho algunas relacionadas con la agricultura, como conseguir la denominación de origen del aceite, mantener la DO del vino, que todos los cítricos se importen por puertos valencianos, posible preferencia comunitaria para nuestros productos agrícolas... Otras tienen que ver con las infraestructuras, como poner una fecha fija de llegada del AVE a Valencia ya, que entre soterrado. Si se da una entrada provisional tengo miedo, por esa costumbre que existe en España, se haga definitiva. Queremos tener el Corredor Mediterráneo, hacer el enlace entre Tarragona y Castellón, que en este momento no está hecho, rebajar el impuesto de sociedades para 180.000 pymes valencianas, apoyar la F1 y la Copa del América... Todos los días he tenido una renunión con un sector. Creo que, a estas alturas, puedo afirmar que me he entrevistado con 25.000 personas directamente y he saludado ya a más de 100.000.

¿A qué fecha se compromete el PP para la llegada del AVE?

Nos gustaría antes de 2010.

Eso es 2009...

Sí, sí, garantizar la llegada del AVE antes de 2010. A nosotros nos hubiera gustado que hubiera llegado a la vez que a Barcelona y que estuviera ya terminado. Hay muchos tramos que están aún sin licitar y creemos que es una prioridad.

¿Soterrado a Valencia en 2010?

Sí, desde el principio. Las obras provisionales, en España, se acaban convirtiendo en definitivas. El AVE, en superficie, llegando a la estación de Valencia, es como un cuchillo que parte la ciudad en dos. Si esa solución se queda consolidada como definitiva, va a haber una Valencia de la derecha del AVE y una Valencia de la izquierda del AVE, y perderá la unidad que en este momento tiene la ciudad. Por eso es tan importante que desde un primer momento llegue enterrado.

¿Eso se podría hacer?

Claro, si el AVE no llega a Valencia ya es por falta de voluntad. El AVE a Valencia estaba abandonado hasta hace poco, al empezar la campaña electoral se han empezado a mover las licitaciones. El proyecto lo dejamos acabado en los cajones del Ministerio, y el Gobierno socialista se lo ha encontrado cuando faltaba un año para las elecciones.

¿Cómo es posible que no haya habido hueco en las listas de Valencia para un ex presidente de la Generalitat como Eduardo Zaplana?

Nosotros tenemos el honor de tener al ex presidente de la Generalitat en la lista principal de nuestro partido al lado de Mariano Rajoy, además de todos los candidatos por Valencia. Eso es poder valenciano.

Pero él expresó su disposición a estar en la lista de Valencia.

Y su disposición a ir en la de Madrid junto a Mariano Rajoy.

¿Le gustaría sentarse en el escaño de al lado de Zaplana?

¿Por qué no? Yo tengo una buena amistad con Eduardo Zaplana. He trabajado con él muchos años, he sido un colaborador fiel suyo y puedo volver a serlo en el futuro. No tengo ningún problema, me gustaría tenerlo en el escaño de al lado.

¿Defiende el contrato de la inmigración de Rajoy para Valencia?

Sí. El contrato de la inmigración está en vigor en Francia, en Reino Unido y prácticamente en toda Europa. Pretende evitar que nuestra cultura no sea aceptada por las personas que vienen a vivir aquí, o que sea francamente rechazada. España es un lugar abierto a todos, pero vivir aquí tiene derechos y obligaciones. Se deben rechazar todo tipo de actitudes machistas, irracionales, como impedir que una mujer firme contratos en virtud de una determinada religión. Necesitamos un compromiso explícito que garantice todo eso.

Tiene la imagen de ser un político poco convencional. Las frases que usa, las puestas en escena... ¿Es un personaje o es Esteban González Pons en estado puro?

Yo creo que en política, para ser auténtico y honesto, has de ser tú mismo. Como todas las personas no estamos cortados por el mismo patrón, y cada uno es hijo de su padre y de su madre, si eres tú mismo acabas siendo diferente. Yo no sé si soy poco o muy convencional, pero sé que con los años he conseguido llegar a ser un político que se presenta como es, no finjo ser quien no soy. La vicepresidenta del Gobierno, por ejemplo, va cubierta por coche, protocolo, comitiva, seguridad y avión Falcon del ejército. Reunirse con la vicepresidenta del Gobierno exige más papeleo que con un dirigente del Kremlin en la época de la URSS. No sólo es un personaje, sino que da la sensación de que lo que ves no es realmente ella. Es como Darth Vader, que el personaje real está debajo de la máscara.

¿Cuál es la primera medida que impulsará al llegar al Congreso?

Que las pensiones mínimas suban a 700 euros, y las de viudedad también, y a quienes ganan menos de 18.000 euros se les deje de tributar.


 

CASI PERSONAL

¿Qué libro está leyendo?

Ahora mismo, es complicado... Estoy con Un día de cólera, de Arturo Pérez Reverte.

 

¿Y el último que ha leído?

 

Una biografía de Julio César.

 

¿Qué programa de televisión ve habitualmente?

 

Salvados por la campaña, de El Follonero. Pero desgraciadamente solo veo informativos.

 

¿Qué música prefiere?

 

Siempre en español. Cualquier canción de Los Secretos.

 

¿Desde cuándo no va a un concierto?

 

Recientemente a la ópera, y hace un mes a uno de Ana Belén, y a otro de Sabina y Serrta.

¿Y al cine?

 

Voy todas las semanas. American Gangster.

 

¿Cuántas horas duerme?

 

Ahora mismo cinco.

 

¿Conduce?

 

Tengo carné, pero no coche.

 

¿Cocina?

 

Sí, mi especialidad son los huevos rotos con patatas fritas.

 

¿Reza alguna vez?

 

Sí, soy católico.

 

¿A qué dedica el tiempo libro?

 

A los niños. Tengo dos hijos, y mi mujer tiene tres y está embarazada de una niña, así que no tenemos tiempo para aburrirnos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento