De esta forma, la balanza comercial de Castilla y León arrojó un superávit de 2.089,2 millones de euros, un 5,0 por ciento menos que entre enero y diciembre de 2017.

De hecho, Castilla y León registra el mayor descenso de las exportaciones de todo el país que subieron en todas las comunidades autónomas salvo en la comunidad castellanoleonesa, Madrid (-1,1 por ciento) y Aragón (-0,9 por ciento) mientras que Navarra (12,7 por ciento), Cantabria (11,2 por ciento) y Canarias (9,8 por ciento) presentaron los mayores incrementos.

En el análisis de las contribuciones a la tasa de variación interanual de las exportaciones totales (2,9 por ciento), la mayor contribución positiva correspondió a País Vasco, con 0,6 puntos porcentuales y el 8,9 por ciento del total. En este caso Castilla y León registra junto a Madrid las únicas contribuciones negativas del país, con un -0,1 por ciento en ambos casos, en unas exportaciones en las que representa el 5,4 por ciento del total.

El descenso de las exportaciones entre enero y diciembre se debe a los sectores de la automoción, que cayó un 10,2 por ciento hasta los 6.845,6 millones, y de los bienes de equipo, con un descenso del 4,6 por ciento hasta los 2.102,2 millones, mientras que subieron las de la alimentación, bebidas y tabaco (6,5 por ciento, hasta 1.964,5 millones).

También cayeron las importaciones en el sector del automóvil (-6,3 por ciento, hasta 4.231,9 millones) y en bienes de equipo (-0,6 por ciento hasta 3.684,9 millones) y subieron en alimentación, bebidas y tabaco (0,6 por ciento hasta 1.175,4 millones).

Estos datos dejan saldo positivo en la automoción (2.613,7 millones) y en alimentación, bebidas y tabaco (789,2 millones) y déficit en los

bienes de equipo (-1.582,7 millones).

EVOLUCIÓN POR PROVINCIAS

Las exportaciones cayeron en seis provincias con especial incidencia en Ávila, con un 18,0 por ciento menos y ventas por valor de 116,4 millones de euros, y en Salamanca, con un 10,5 por ciento menos y ventas por 604,2 millones. Les siguen Valladolid (-7,1 por ciento hasta 5.384,6 millones), Palencia (-6,9 por ciento hasta 3.233,4 millones), Soria (-3,0 por ciento hasta 437,7 millones) y Segovia (-0,1 por ciento hasta 320,4 millones).

Por su parte, la provincia en la que más subieron las exportaciones fue León, con un incremento del 23,1 por ciento hasta los 1.759,2 millones de euros, seguida de Burgos, con un 3,1 por ciento y 3.205,4 millones, y Zamora, con un 0,6 por ciento hasta sumar 202,8 millones.

Con respecto a las importaciones las caídas se han registrado en Soria, con un -9,8 por ciento y un montante total de 333,4 millones de euros; en León, con un -6,6 por ciento (835,4 millones); en Ávila, con -5,4 por ciento (157,2 millones); Valladolid (-3,5 por ciento hasta 7.754,3 millones) y Palencia (-1,9 por ciento hasta 491,1 millones).

En el lado contrario los incrementos se registraron en Segovia, con un 17,8 por ciento y 237,2 millones de euros; seguida de Zamora, con 11,7 por ciento y 124,2 millones; Salamanca, con un 8,6 por ciento y 643,7 millones, y Burgos que con un 3,0 por ciento más suma 2.598,5 millones.

Estos datos dejan déficit comercial en Valladolid (-2.369,8 millones), en Ávila (-40,8 millones) y en Salamanca (-39,5 millones) y superávit en el resto de las provincias con Palencia a la cabeza (2.742,4 millones), seguida de León (923,7 millones), Burgos (607,0 millones), Soria (104,3 millones), Segovia (83,3 millones) y Zamora (78,6 millones).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.