Concretamente, se produjeron un total de 18.721 accidentes de trabajo con baja en 2018, de los cuales 16.511 ocurrieron durante la jornada laboral y 2.210 fueron accidentes in itinere. En relación al mismo periodo del año anterior, se observa un aumento del 0,8 por ciento en el total de accidentes con baja.

De ellos, los producidos en jornada registraron un incremento del 1,2 por ciento, mientras que en los accidentes in itinere fue del 2,5 por ciento.

Según gravedad, se registraron 16.397 accidentes leves en jornada de trabajo, 202 más que en el año anterior, 91 accidentes graves, dos más que en 2017, y un total de 23 accidentes mortales en jornada de trabajo, dos menos que la cifra registrada en 2017.

Por sectores de actividad, el de servicios fue el que presentó mayor número de accidentes con baja en jornada laboral (7.301), seguido de la industria (3.694), la agricultura (3.676) y la construcción(1.840).

Los 16.511 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral significaron un Índice de Incidencia de 3.466,7 accidentes por cada 100.000 trabajadores, un 1,9% menos que en 2017.

Según Croem, se registraron 2.179 accidentes leves in itinere, 66 menos que en el año anterior, 24 accidentes graves, 5 más que en 2017, y 7 accidentes de carácter mortal.

Además, se comunicaron 752 partes de enfermedades profesionales con baja, 131 más que en el mismo periodo de 2017, experimentando un incremento del 21,1%.

La Croem destaca que los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social confirman que la Región de Murcia fue la tercera comunidad durante 2018 en la que menos se incrementaron los accidentes con baja en jornada de trabajo, situándose por detrás del País Vasco y La Rioja.

También se enmarcó entre las seis comunidades en las que más se redujeron los accidentes mortales en jornada de trabajo, concretamente este descenso fue en la Región del 8%, mientras que en el conjunto del país aumentaron un 4,5%.

Referente a los accidentes in itinere, las cifras también fueron positivas al reducirse con respecto a 2017 un 2,5%, importante descenso teniendo en cuenta que en el conjunto de España tuvieron un incremento del 3,3%.

La tendencia de la siniestralidad laboral en la Región fue generalmente descendente durante el pasado año, constatado así por el Índice de Incidencia, que se situó por debajo de la anualidad anterior, concretamente un 1,9%.

De forma general se puede hacer una valoración positiva del comportamiento de la siniestralidad laboral durante 2018. Además, "para dar continuidad a esa tendencia de reducción de la siniestralidad laboral será conveniente poner en marcha las medidas que contendrá el Plan de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia para el periodo 2019-2022".

Consulta aquí más noticias de Murcia.