La Unión Sindical Obrera (USO) ha criticado este jueves que la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación haya sacado a licitación pública todos los servicios que hasta la fecha desarrollaba el colectivo de vigilantes de seguridad y ha censurado que se les pretenda sustituir por "personal no habilitado".

En un comunicado, han calificado este hecho como "un nuevo ataque" que "pone en peligro más de 20 puestos de trabajo estables" por "una cuestión económica", a pesar de que "no se diga".

Según señalan, esta sustitución también "precarizará la seguridad de los edificios" de este departamento del Govern, así como la de "los usuarios y personal que allí trabajan" ya que la seguridad "será desarrollada por personal no habilitado y sin la formación adecuada en materia de seguridad privada".

Por esto, la USO ha denunciado los pliegos de condiciones de esta Conselleria y de otras ante la Policía Nacional por pretender que personal no habilitado realice funciones que, según la legislación vigente, debe realizar única y exclusivamente personal habilitado.