Obras durante las 24 horas y vecinos sin dormir para acabar el metro a tiempo

A las tres de la mañana María enciende la luz de su dormitorio. No puede dormir y así lleva varias semanas. No es la única.

Las obras del Metro de Sevilla tiene al barrio de la Enramadilla sin pegar ojo. Desde hace aproximadamente un mes, según cuentan los vecinos, los obreros están día y noche trabajando.

No es algo puntual, confirman a 20 minutos fuentes de Ferrocarriles Andaluces . Las obras se mantendrán 24 horas en marcha hasta que finalicen a principios de septiembre, según las previsiones de la Junta.

La razón: poder acabar la Línea 1 a tiempo para cumplir el último plazo prometido por la Consejería de Obras Públicas (30 de septiembre) y que ya acumula más de dos años de retraso del planing inicial.

Eso sí, será costa del sueño de los vecinos de esta zona, fundamentalmente los residentes en Doctor Antonio Cortés Lladó y calles aledañas.

El problema es que el tiempo se les ha echado encima y aún queda un punto muy crítico de la obra: cavar a mano los 18 metros de doble túnel bajo las vías de tren de la estación de San Bernardo, tramo que no puede realizar la tuneladora por motivos de seguridad.

No obstante, Ferrocarriles Andaluces asegura que las peores molestias ya han terminado. Las obras de las pantallas de la estación de San Bernardo han finalizado y se han tomado medidas para minimizar el impacto acústico: han cubierto el equipo autogenerado, lo que más ruido provocaba, según la Junta de Andalucía.

Además, explican que a partir de principios de abril, cuando la tuneladora llegue a el pozo de extracción, las molestias serán mínimas porque el trabajo principal se desarrollará bajo tierra, a 18 metros de profundidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento