Francisco José Alcaraz, senador Vox
El nuevo senador de Vox, Francisco José Alcaraz, ocupa su escaño. Kiko Huesca / EFE

El PSOE ha promovido una declaración institucional en el Senado para conmemorar el Día contra la LGTBIfobia en el deporte que no ha podido salir adelante por el veto del senador de Vox, Francisco José Alcaraz, que no ha firmado un texto que precisaba del apoyo de todos los partidos para aprobarse.

Según fuentes parlamentarias, Alcaraz no ha querido firmar ese texto por lo que ha roto la unanimidad en el seno del Grupo Mixto, en el que se ubica, y ha impedido así que la declaración fuera firmada por el grupo. La declaración institucional, que finalmente ha decaído, defendía que la Cámara Alta estaba de acuerdo con "denunciar y penalizarsocialmente comportamientos LGTBIfóbicos, machistas, xenófobos y discriminatorios en el entorno del deporte".

Además abogaba por acabar con la violencia física o verbal en los espacios deportivos, especialmente por cuestiones relacionadas con la diversidad sexual y de género. También pedía equiparar el reconocimiento público de las deportistas femeninas respecto a los masculinos, garantizar la actividad deportiva de las personas trans e intersexuales o reconocer la realidad sexoafectiva como un elemento enriquecedor.

La portavoz de turno del grupo parlamentario Mixto, Lorena Roldán, del que Alcaraz forma parte desde que este miércoles se incorporó a la Cámara Alta, ha confirmado que no han logrado la firma de Alcaraz para dar su visto bueno a la iniciativa, que según el PSOE sí contaba con el apoyo de las demás fuerzas políticas representadas en el Senado.

El texto, de dos páginas, recordaba que este martes 19 de febrero se conmemoraba el Día contra la LGTBIforbia en el Deporte, en recuerdo a Justin Fashanu, primer futbolista profesional que se declaró abiertamente homosexual en el año 1990.

Además de lamentar que en pleno siglo XXI se sigan dando "situaciones de discriminación por razón de orientación sexual, identidad o expresión de género en cualquiera de las manifestaciones deportivas", la declaración abogaba por "potenciar el deporte como instrumento de transformación y palanca para construir una sociedad más justa, inclusiva y respetuosa".

Y suscribía el documento final que se aprobó recientemente en el I Congreso Deporte y Diversidad, en el cual se apostaba por el acceso al deporte "de personas diferentes en igualdad de condiciones".

"El sello ultraderechista en el Senado"

"Hoy Vox se ha estrenado en las instituciones del Estado bloqueando una declaración promovida por el PSOE contra el odio hacia el colectivo lgtbi en el deporte", ha declarado respecto a este episodio el senador socialista Luis Soto Burillo, promotor de la declaración.

Soto ha remarcado que cuando no han pasado "ni 24 horas" desde que Alcaraz ha estrenado su escaño "ya está imponiendo el sello de la ultraderecha" en la Cámara Alta, y ha aprovechado para invitar a PP y Cs a "reflexionar sobre las consecuencias de unir sus destinos a esta ultraderecha que promueve el odio y la intolerancia".

Sin embargo, la senadora de Ciudadanos Lorena Roldán ha explicado que su partido respaldaba completamente la declaración contra la homofobia y ha lamentado que Alcaraz no haya querido firmarla.

No ha participado en ninguna iniciativa

Ello ha impedido su aprobación, puesto que las normas internas del grupo Mixto, donde hay ocho partidos diferentes, Cs entre ellos, obligan a tener el respaldo de todos ellos para contar con la firma del conjunto, máxime cuando se trata de una declaración institucional que debe ser unánime en el hemiciclo.

Además, desde Unidos Podemos la senadora Vanessa Angustia también ha arremetido contra Alcaraz por no apoyar la declaración. "Vox está fomentando un discurso del odio que atenta contra la legalidad vigente", ha subrayado esta senadora, que también ha trasladado su preocupación por la "deriva" de PP y Cs, que a su juicio "parecen seguir el paso que marca la ultraderecha".

El senador de Vox Francisco José Alcaraz no ha participado en la votación de ninguna de las iniciativas que se han debatido en este último pleno de la legislatura en la Cámara Alta bajo el argumento de que acababa de incorporarse a la institución y no conocía con detalle el contenido de las mociones y leyes debatidas.

No obstante, en esta última sesión plenaria el Senado sí ha aprobado otra declaración institucional que no ha sido vetada por ninguna fuerza política para apoyar la candidatura de la ciudad de Zamora para que la UNESCO la declare Patrimonio de la Humanidad.