y cultivos agrícolas y la valoración de los daños ocasionados cubiertos por el seguro agrario".

UAGN ha considerado en una nota "inexplicable la demora" del departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local en la convocatoria de esta reunión, "a pesar de que ya se le ha comunicado la gravedad del problema y su fuerte incidencia un año más en amplias zonas de Navarra".

Según ha explicado la organización agraria, "responsables de Medio

Ambiente del Gobierno de Navarra, en la reunión de la Mesa del Conejo

celebrada en febrero de 2017 en Ribaforada, se comprometieron a crear

un foro de debate para tratar una situación grave generada, ya desde entonces, por la alta población de conejos y la proliferación de jabalíes en muchos municipios de la Ribera de Navarra que ocasionaban

cuantiosas pérdidas en la agricultura".

Referente a la valoración de daños cubiertos, ocasionados por la

fauna silvestre en varias líneas del seguro agrario, UAGN ha puesto de relieve "el gran perjuicio que genera a los asegurados ya que a

quienes han padecido siniestro indemnizable durante los dos últimos

años asegurados se les reduce en un 25% la producción real esperada;

si han padecido siniestro durante tres de los cuatro últimos se les reduce en un 50% la producción real asegurada; y si han sufrido siniestro los cuatro últimos años de asegurados la minoración puede

alcanzar el 100% de lo dañado".

UAGN considera que Medio Ambiente "no puede dar la espalda a este gravísimo problema, cada vez más virulento en amplias zonas de nuestra geografía foral, que requiere sin duda un plan coordinado por

la Administración con la colaboración de los agentes del sector cinegético y agrario, con asunción y delimitación de responsabilidades, tendente a analizar y definir fórmulas que sean eficaces para poner freno a una situación tremendamente injusta donde los grandes perjudicados son los agricultores".

La organización agraria ha afirmado que los agricultores navarros "no pueden continuar por más tiempo soportando gravísimos perjuicios en sus cultivos y sus plantaciones -no sólo los derivados de la pérdida de producción sino también el coste de protectores, vallados,

pastor eléctrico, etc.- mientras que los responsables de la buena gestión y del control de la fauna silvestre cinegética siguen dando la espalda al problema".

Consulta aquí más noticias de Navarra.