La finalidad de este convenio es doble: por un lado, se persigue materializar unos límites adecuados entre la ciudad y el ámbito destinado a la UPNA y, por otro, facilitar la obtención de los suelos urbanos del área central que aún no han sido obtenidos, ha informado el Ejecutivo en una nota.

En concreto, se trata de las unidades C-2, C-3 y parte de la C-1 y la U-1 del PSIS, y parte del SO-1 de la UI XIX del Plan Municipal de Pamplona.

En 1989 el Gobierno de Navarra aprobó el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) para implantar la UPNA, con una superficie de actuación de 238.189 m2. Posteriormente, en 1990, el Ejecutivo foral aprobó el PSIS del campus, con una reserva suficiente de suelo para futuras necesidades de desarrollo.

Consulta aquí más noticias de Navarra.