Se acerca el final de la legislatura y algunos diputados empiezan a decir adiós a sus escaños por decisión propia, quizá antes de que sus respectivos partidos no les incluyan en las listas electorales. La diputada del PP y exalcaldesa de Málaga, Celia Villalobos, y el dipuado del PSOE y expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, han anunciado este miércoles que con la disolucion de las Cortes el 5 de marzo pondrán punto y final a, en el caso de ambos, una extensa carrera política.

Villalobos ha aprovechado su aparición en el programa Espejo Público, al que había sido invitada para dar declaraciones sobre el Pacto de Toledo, para comunicar que se retira de la política. "Me hubiese gustado acabar mi carrera política con un acuerdo en el Pacto de Toledo", ha señalado la todavía presidenta de la Comisión del mencionado pacto. 

Ha sido la presentadora Susanna Griso quien ha insistido a Villalobos en que matizara si sus palabras significaban que se despedía de sus cargos actuales y así lo ha confirmado: "Sí, bueno, termina mi carrera política, pero eso ya lo sabía yo. Perdí un congreso y alguien tenía que ser la figura de los que han perdido y soy yo, pero no me importa".


"Han sido unos años muy felices en esta casa, yo creo que he aportado mucho; he conseguido muchas cosas, he sido portavoz de las áreas más complicadas de mi partidos, las áreas sociales", ha señalado la que fuera también Ministra de Sanidad y Consumo durante la segunda legislatura del Gobierno de José María Aznar. 

Tras treinta años en el seno del Partido Popular, en el que se ha convertido en una de las figuras más rebeldes por discrepar en numerosas ocasiones con la línea de actuación del grupo. A ello ha hecho referencia Villalobos: "He tenido muchas diferencias con mi partido en lo que se refería al aborto, a los matrimonios gays, al divorcio... A muchas cuestiones sociales, pero bueno, me he mantenido".

"No gustaba, pero me mantenían"

Son conocidos sus movimientos ante las decisiones del partido a lo que respectan dichas cuestiones. Villalobos se ausentó del Congreso durante la votación en contra de la ampliación del aborto y defendió con su voto la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo". 

"A lo mejor muchas cosas de las que yo hacía no gustaban a los presidentes sucesivos, pero me mantenían", ha comentado la diputada. 

Sin embargo, sus acciones más polémicas han tenido lugar en los últimos años, siendo la más comentado su "pillada" mientras jugaba al famoso juego "Candy Crush" con su teléfono móvil desde su escaño en el Congreso de los Diputados. 

Villalobos presidía actualmente la Comisión del Pacto de Toledo, que el pasado martes quedó en el aire por el desacuerdo de Podemos con el resto de partidos.