Vámonos a esquiar

  • La piel tiene que estar protegida de los rayos del sol.
  • Comer frutos secos aporta energía.
  • Beber agua en ayunas elimina toxinas.
Beber 2 litros de líquido ayuda a estar hidratado.
Beber 2 litros de líquido ayuda a estar hidratado.
20MINUTOS.ES

Con la temporada de esquí todos los aficionados se desplazan a las pistas para practicar su deporte favorito. Si tú también piensas hacerlo, ten presentes éstos consejos para proteger la piel de las altas radiaciones del sol, del frío y del viento.

Si normalmente la piel requiere una atención constante, cuando vamos a someterla a temperaturas tan bajas y a torturas como ventiscas o largas exposiciones al sol, debemos poner un especial cuidado en su trato. Antes de esquiar, así como por la noche, hay que proteger con una buena crema las partes del cuerpo maltratadas por el sol, el aire, el frío y la humedad.

La cara

Evita que la piel de la cara se vuelva tirante y reseca. Cuídala con una buena crema hidratante especialmente en la nariz que enrojece con mayor facilidad. No olvides los labios que carecen de glándulas sebáceas. Las cremas o lociones hidratantes regulan y mantienen la humedad de la epidermis y, a la vez, protegen a la piel de las agresiones climáticas. Contienen además elementos hídricos que actúan como barrera aislante retrasando el proceso de envejecimiento de la piel.

Después de la jornada aplícate una mascarilla hidratante por el rostro y el cuello. La mascarilla es un rápido sistema para suavizar la piel, estimular la circulación sanguínea, hidrata y tonifica. El tiempo para que actúe va de 10 a 20 minutos, según el producto. La puedes fabricar tú misma: Tritura medio plátano, aplícalo sobre la cara y déjalo reposar durante 15 minutos. Retíralo con agua tibia.

Las manos

Te proponemos un peeling, ideal para liberar tus manos de todas las impurezas y células muertas. Las zonas más rugosas se suavizan y alisan, se afina la textura de la piel y se estimula la regeneración celular. Un buen procedimiento para doblar la eficacia de las cremas de manos es enfundar las manos en unos guantes de algodón. La hidratación será más profunda.

La dieta

Se ha de cuidar al máximo porque se gasta mucha energía con este deporte. Hay que evitar esquiar en ayunas y después de una comida copiosa, un estómago lleno influye negativamente sobre la respiración, la circulación y la movilidad. Es necesario hacer un desayuno fuerte, que no quiere decir pesado. Si a la hora del almuerzo estamos esquiando, pasa con un tentempié caliente. La dieta del esquiador necesita un aporte calórico que además de alimentar proteja del frío. Las fruta fresca, la leche, las ensaladas, las carnes y pescados a la plancha, cereales, huevos y yogures no deben faltar. Sin olvidar los frutos secos (almendras, avellanas, uvas pasas, higos secos,…) que son alimentos muy energéticos.

Es muy importante beber líquido y evitar las bebidas alcohólicas. Si hay que elegir, recomendamos siempre el agua porque favorece la eliminación de toxinas. Al levantarte, en ayunas, toma un vaso de agua. En el transcurso del día acostúmbrate a tener a mano una botella de agua mineral para seguir bebiendo. Al acostarte, otro vaso favorecerá la eliminación de toxinas. Ten en cuenta que si comes fruta, verdura o bebes tisanas, leche y caldos puedes descontar su contenido de los dos litros de agua diarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento