Las obras, que se iniciarán en abril y tienen un plazo de 18 meses, comprenderán la rehabilitación integral del edificio que, con 4.828 metros construidos, se destinará a uso administrativo y de servicios portuarios, ha informado el enclave portuario esta martes en un comunicado.

El edificio quedó vacío en junio de 2010, cuando se trasladaron las oficinas de la Autoridad Portuaria a otro edificio ubicado al lado, y deberá rehabilitarse para acoger los servicios de Port Control, de Salvamento Marítimo, el área de señales marítimas de la APT y el área administrativa de la Corporación de Prácticos, entre otros.

El resto de plantas se destinará a acoger oficinas de otras empresas que estén interesadas en esta ubicación, además de dejar dos plantas para uso de la misma Autoridad Portuaria.

La planta baja contará con servicios de carácter público como una sala de actos y un centro de interpretación del Puerto, que dará a conocer a la sociedad la historia y evolución de la infraestructura portuaria.

Una vez finalice la rehabilitación del antiguo edificio y con el objetivo de dar continuidad a los espacios como la pasarela, el paseo marítimo y el km 0, se ha previsto un proyecto de reordenación de la zona.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.