Según ha anunciado el colectivo en un comunicado, la Oficina conocía el contenido de la demanda en la que se reclamaba un mínimo importe que jamás se adeudó.

Además, alegan que la familia comunicó a Cort que el abogado había respondido tarde a la demanda y que no confiaba en su labor. Según Stop Desahucios "consta una llamada de una empleada de la Oficina Antidesahucios en la que le recriminaba el retraso y le incitaba a presentar, por lo menos, el aplazamiento, para no dejar en absoluto desamparo a la familia".

Según Stop Desahucios, la familia constata que "tan solo le ofrecieron hacer el informe social, el centro de acogida, una lista de guardamuebles y que por supuesto, le negaron tener viviendas".

Por otra parte, alegan que la Oficina de Cort "no sirve para luchar por el derecho a la vivienda, sino para tratar de contener las luchas por el derecho a la vivienda".

Finalmente, el colectivo ha concluido que les parece "un vergonzoso acto de propaganda electoral sucio y oportunista que la concejalía de urbanismo publique sus cifras manipuladas de desahucios atendidos".