Tanto el Ministerio Público como la acusación particular han elevado a definitivas sus conclusiones y han mantenido sus propuestas de medidas correctoras, según han informado fuentes judiciales a Europa Press.

Los hechos se remontan al 2 de marzo de 2018, cuando una menor, de 16 años, denunció haber sido agredida sexualmente en un portal de la capital jiennense donde, a plena luz del día, la introdujeron a la fuerza cinco individuos. Los gritos de la chica alertaron a los vecinos y los agresores salieron huyendo.

Con la denuncia y las investigaciones en marcha se fueron sucediendo las detenciones por parte de la Policía Nacional. De esta forma, se llegaron a detener a un total de cinco personas, tres de ellas menores de edad. La víctima los identificó a todos ellos y en el caso de los dos mayores de edad, de 22 y 18 años, se ordenó su ingreso en prisión preventiva donde permanecen a la espera de juicio.

De los tres menores, con edades comprendidas entre los 15 y los 17 años, dos de ellos, que son primos hermanos, han permanecido internados en un centro hasta el pasado mes de diciembre cuando tras finalizar el periodo máximo de tiempo privados de libertad sin que haya habido juicio, se les aplicó una medida cautelar de convivencia en grupo educativo, según se ha indicado a Europa Press desde la Fiscalía Superior de Andalucía.

El tercero de los menores fue el único que inicialmente quedó en libertad vigilada pero los incumplimientos en sus obligaciones llevaron a la jueza a citarlo nuevamente en el juzgado a principios del pasado mes de julio. Cuando el menor supo que lo que le esperaba era el internamiento salió corriendo de la sala de vistas y desde entonces ha permanecido en paradero desconocido hasta que este lunes, cuando nadie lo esperaba, se personó en el juicio.

Durante la vista de este lunes declararon los tres menores y la víctima. La menor se ratificó en su acusación, mientras que los tres acusados intentaron hacer valer sus coartadas para intentar demostrar que en el momento en el que ocurrieron los hechos estaban en otros lugares diferentes.

El escrito de alegaciones de la Fiscalía de Menores plantea como medida correctora para dos de los menores cinco años de internamiento en régimen cerrado y dos años más de libertad vigilada. Para el tercero de los adolescentes reclama dos años y medio de internamiento y otros dos más de libertad vigilada. A todos ellos se les imputa un delito contra la libertad sexual en la modalidad de agresión sexual.

Por su parte, la acusación particular reclama seis años de internamiento y tres de libertad vigilada para dos de los menores y cuatro de internamiento y tres de libertad vigilada para el tercer menor. Como responsabilidad civil se les reclama que indemnicen a la menor de forma solidaria en 30.000 euros.

La vista, que se ha prolongado durante dos días, se ha celebrado a puerta cerrada en el Juzgado de Menores por petición expresa de la Fiscalía de Menores para proteger no sólo a los encausados sino también a la víctima. En lo que respecta a los dos mayores de edad implicados, la causa se encuentra ya en la Audiencia de Jaén donde está pendiente de calificación para seguidamente poder señalarlo y celebrar el juicio.

Consulta aquí más noticias de Jaén.