El Representantes de la Diputación de Gipuzkoa en el Archivo General de Gipuzkoa
El Representantes de la Diputación de Gipuzkoa en el Archivo General de Gipuzkoa DFG

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y la directora general de Cultura, María José Telleria, han explicado que se ha llevado a cabo la renovación de la climatización de los almacenes del Archivo y del resto del edificio, que permitirá mantener la temperatura y el grado óptimo de humedad para garantizar la conservación del patrimonio documental. También se ha renovado el alumbrado de todo el edificio siguiendo criterios de eficiencia energética.

El edificio dispone de una superficie de 3.000 m2 de superficie útil destinados a la custodia de documentos de los siglos XV al XX, tanto en soportes tradicionales como digitales. El diputado de Medio Ambiente ha explicado que "en esta ocasión, se ha optado por un sistema de climatización que aúna funcionalidad con eficiencia energética y eficacia, frente al sistema antiguo, que mantenía los mismos parámetros en todos los depósitos de documentos".

Asensio ha destacado que "medidas como ésta en materia de eficiencia y ahorro energético son imprescindibles para hacer frente al cambio climático", mientras que la directora de Cultura, por su parte, ha subrayado la importancia que tiene actuar sobre las medidas de preservación.

"Conservar el patrimonio tiene dos aspectos fundamentales: por una parte, la preservación, que supone la toma de medidas para evitar el deterioro y desaparición de los documentos, y por otra, la restauración, que pretende devolver al estado original los documentos dañados", ha señalado Telleria.

AHORRO ENERGÉTICO

El Departamento de Medio Ambiente, en el marco de las actuaciones en materia energética encaminadas a incentivar y promover el ahorro energético y el aprovechamiento de las energías renovables en los edificios de la Diputación, se encargó de la redacción del proyecto de rehabilitación energética y de su licitación.

Las instalaciones de climatización, de ventilación y de alumbrado del Archivo estaban obsoletas y no cumplían con los requisitos exigidos para la correcta conservación de los documentos almacenados, lo cual "redunda también en un gasto energético considerable, traducido en un consumo energético de más de 400 MWh/año (el 80% correspondiente a la climatización y un 15% a la iluminación), unas emisiones de 146 toneladas de CO2 y una factura energética de 57.000 euros al año".

Con esta obra se conseguirá un ahorro energético del 60%, que supondrá un ahorro de unos 240 MWh, 85 toneladas CO2 y de más de 30.000 euros al año. La solución ha consistido en la implantación de un sistema de climatización para cada uso.

Para los depósitos, en los que básicamente se guardan documentos en papel, se ha realizado una instalación de climatización por aire que permitirá conseguir las condiciones interiores específicas para ese tipo de recinto (18-20ºC de temperatura y 55-60% de humedad) y para ello se dispone de dos bombas de calor, una para los depósitos de la zona sureste y otra para la noreste, así como con una Unidad de Tratamiento de Aire por cada uno de los depósitos, con su correspondiente recuperador de calor.

Uno de los depósitos, el que alberga archivos fotográficos, requiere unas condiciones de temperatura y humedad más restrictivas que el resto (16-18ºC y 30-40% de humedad), por lo que en el mismo se ha implantado una cámara frigorífica capaz de solventar estos requisitos.

Por último, para los despachos y salas de consulta y reunión, con unos requisitos de 21ºC como mínimo en invierno y 25ºC como máximo en verano y un 50% de humedad durante todo el año, se ha instalado un sistema independiente del anterior con bomba de calor a dos tubos, que suministrará frío o calor en función de la época del año, con su instalación de renovación de aire con recuperador de calor.

Asimismo, se ha renovado toda la instalación de iluminación, sustituyendo las 480 luminarias actuales (fluorescentes, incandescentes y halógenas) por otras de tecnología LED, que permitirán mantener los requisitos de iluminación del edificio (500 lux en zonas de trabajo y de consulta y 250 lux en los depósitos), y se han colocado detectores de presencia y movimiento en las zonas de paso y de uso esporádico (pasillos y aseos).

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.