El presidente de la CHG, Joaquín Páez, atiende a los periodistas junto a la subd
El presidente de la CHG, Joaquín Páez, atiende a los periodistas junto a la subd EUROPA PRESS

Así lo ha señalado el presidente del organismo de cuenca, Joaquín Páez, quien ha mantenido este martes un encuentro con alcaldes para aclarar cuestiones sobre este tipo de riegos excepcionales en el que también ha participado la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño.

Se trata de "dar la cara" para resolver las dudas que puedan surgir y "también de desmontar algunas cuestiones que se han venido diciendo quizás por desinformación". Ha explicado que desde la CHG se trabaja, como todos los años, para elaborar la planificación para otorgarlos, punto en el que ha añadido que se han "adelantado en el tiempo" para permitir que "las solicitudes para riegos extraordinarios puedan aparecer cuatro meses antes".

Al hilo, ha asegurado que "siempre ha habido riegos extraordinarios y va a haberlos", si bien "en su planificación se deben cumplir una serie de cuestiones legales". "Como su nombre indica, son extraordinarios ante unas situaciones determinadas y nunca deben ser ordinarios", ha apostillado.

Por ello, ha destacado la importancia de "hacer bien el trabajo" desde la CHG, de manera que al final deje de existir este tipo de riego y haya "concesiones para el que las tenga que tener", que son las otorgan derechos.

"Los riesgo extraordinarios no conceden derechos, conceden agua.Nosotros, aquí y en toda la cuenca, queremos que todos los regantes tengan derechos", ha asegurado Páez. Con esta premisa, trabajan "en otorgar las concesiones pendientes para que esas expectativas se transformen en derechos".

Es decir, se intenta, "por un lado, que los regantes no se queden sin regar y "mientras riegan con esta autorización extraordinaria se viene trabajando en los expedientes". Cuestionado por los que existen o la superficie a la que afectarían en la provincia, ha evitado precisar los datos y ha agregado que su intención "es trabajar con las comunidades, con los proyectos que se piden, uno por uno".

Por otra parte, ha aludido a la temporada de riego sobre la que debe pronunciarse la Comisión de Desembalse. Tras indicar que "sería muy deseable" que de aquí a abril se registraran precipitaciones que aumentase las reservas, ha insistido en el mensaje trasladado al acabar el pasado año hidrológico.

Ha recordado que en toda la cuenca del Gualdaquivir hay "agua suficiente para abastecimiento durante tres años" y "la suficiente como para regar en las mismas condiciones" que la temporada anterior. "Y el año pasado, la temporada de riego fue normal, hubo normalidad en cuanto a las concesiones. No hubo discrepancias ni hubo comunidades o usuarios que se mostraran disconformes con la cantidad de agua que le fue asignada por la Comisión de Desembalse", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.