Julen
Uno de los camiones pluma que trabajaron en las labores de rescate de Julen abandona la zona. Álvaro Cabrera / EFE

La Junta de Andalucía asumirá los 700.000 euros de coste del rescate del pequeño Julen, que cayó en un pozo de Totalán (Málaga) el pasado 13 de enero. Lo hace como máxima administración responsable de las labores de emergencias en la comunidad.

El portavoz del Gobierno y consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que el primer avance de los costes establece que todas las actuaciones que se hicieron suman esa cantidad.
 
Ha recordado que el Ejecutivo central ya ha manifestado que no tiene competencias en estas labores, por lo que "el coste lo va a asumir íntegramente la Junta de Andalucía". Bendodo ha explicado que el Gobierno autonómico "ni mucho menos va a hacer un problema con esto" y lo asume como competencia propia.

El rescate se desarrolló desde el domingo 13 de enero, cuando tuvo lugar la caída, hasta el sábado 26 cuando fue localizado el pequeño. Se trató de una verdadera obra de ingeniería civil en un contexto de emergencia, con unas condiciones muy adversas en cuanto a las condiciones del terreno.

Más de 300 personas prestaron su ayuda de forma coordinada en estas tareas. Entre los profesionales y especialistas estuvieron la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa, desplazada desde Asturias; un amplio dispositivo de los bomberos del Consorcio Provincial y de Málaga capital; la Guardia Civil y un equipo de ingenieros de Caminos y de Minas, coordinados por los responsables de sus colegios profesionales en Málaga.

También geólogos, maquinistas, topógrafos, técnicos de los Servicios de Carreteras y Obras tanto de la Diputación de Málaga como de la Junta de Andalucía; el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) y el 112, el servicio de Emergencias Sanitarias 061, psicólogos y técnicos de Protección Civil.

Consulta aquí más noticias de Málaga.