La noche del pasado 2 de diciembre supuso un antes y un después en el panorama político andaluz, tras unos resultados que, pese a darle la victoria al PSOE de Susana Díaz, terminaron dando lugar a un Gobierno liderado por el PP, en coalición con Cs y con el apoyo de Vox, el primer Ejecutivo no socialista en casi 37 años. Pero las últimas elecciones dejaron también un dato muy significativo: el segundo peor registro de participación de la historia, con más de un 41% de abstención.

En caso de haber acudido a las urnas, el 22,7% de esos abstencionistas hubieran votado al PSOE, según revela un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), dirigido, no sin polémica, por José Félix Tezanos. Un 5,5% se habría decantado por Cs, el mismo porcentaje que lo habría hecho por Adelante Andalucía, mientras que un 5,3% hubiera votado al PP y un 2,6%, a Vox.

Casi la mitad de los encuestados que no fueron a votar en diciembre manifestaron que la razón principal para no hacerlo fue que no había ninguna alternativa que les satisficiera (26,8%) o que ningún partido ni ningún político les inspiraba confianza (21,6%). La decisión de no ejercer su derecho al voto fue tomada con "bastante" antelación a los comicios en un 42,1% de los casos, por lo que la campaña electoral no influyó, mientras que un 10,5% afirmó que estuvo dudando entre ir a votar o no "hasta el último momento".

El estudio del CIS, realizado entre el 10 de diciembre y el 3 de enero a partir de 2.913 entrevistas personales en domicilios de 210 municipios de las ocho provincias, cuestionó también sobre lo que el electorado hubiese hecho el 2-D en caso de saber cuál iba a ser el resultado que finalmente se produjo. Más de un 68% de los encuestados habría votado lo mismo, si bien un 26,8% hubiera tenido un comportamiento diferente.

En concreto, un 16,3% se habría abstenido o habría votado en blanco o nulo; un 5,7% hubiera votado a un partido en vez de abstenerse; un 3,6% habría elegido una papeleta diferente; y un 1,2% hubiera votado por algún partido en vez de en blanco o nulo (el resto, no contestó).

Teniendo en cuenta que nadie obtuvo mayoría absoluta en los comicios, el CIS preguntó sobre las preferencias de los andaluces en cuanto a las diferentes alternativas para formar Gobierno. Un 15,6% se decantó por la coalición entre los socialistas y Adelante Andalucía; un 12,1%, por un Gobierno en solitario del PSOE; y un 11,7%, por la opción que finalmente se impuso, un Ejecutivo de coalición entre el PP y Cs, con el apoyo de Vox.

Susana Díaz, la preferida

Además, el sondeo refleja que un 22,1% de los participantes preferían, en el momento en el que se realizó la encuesta, que la socialista Susana Díaz fuera la próxima presidenta de la Junta, por un 14,5% que eligieron al popular Juanma Moreno, un 11,3% a Juan Marín (Cs), un 10,2% a Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía) y un 1,9% a Francisco Serrano (Vox).

Aunque el estudio se realizó antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocara las próximas elecciones generales para el 28 de abril, el CIS preguntó también sobre la intención de voto en caso de que al día siguiente se celebraran comicios a nivel nacional. Un 24% de los sondeados aseguró que votaría al PSOE, por un 16,6% que señaló que todavía no lo sabía; un 11,6% que se decantaría por Cs; un 10,9% que no votaría; un 10,3% que elegiría al PP; un 8,8% que daría su apoyo a Unidos Podemos; y un 4,4% que votaría a Vox.

"Manipulación política"

La Junta denunció este martes la "manipulación política" que el Ejecutivo central ha hecho del CIS, calificando la encuesta postelectoral como "la cuenta de la vieja" de Sánchez y Tezanos.

En términos similares se pronunció el presidente, Juanma Moreno: "Si es de Tezanos, ya sabemos qué saldrá". Tampoco Cs le dio credibilidad al estudio, al que dijo que no le van a "echar la más mínima cuenta". Desde el PSOE-A afirmaron que el sondeo refleja que los andaluces "no quieren el Gobierno de la derecha y la extrema derecha".

Conocimiento de los políticos, simpatías, modelo de Estado o encuestas son otros de los temas tratados en el estudio. Estos son los principales resultados.

  • Líder políticos. El líder político, tanto regional como nacional, menos conocido es Francisco Serrano (Vox), seguido de Santiago Abascal, líder nacional de la misma formación, y Antonio Maíllo (Adelante Andalucía). La más conocida, Susana Díaz, que también es, según la encuesta, la mejor valorada.
  • Temas de interés. El empleo, la sanidad y la educación son, por este orden, los tres temas que, según afirmaron los encuestados, más deberían preocupar a la Junta. El que menos, las infraestructuras.
  • Simpatías. Entre los que aseguraron que no votarían a nadie en unas generales, el 13% afirmó sentir más simpatía por el PSOE. Le siguen a distancia Cs, con un 5,1% de apoyos en este sentido, el PP, con un 3%, Podemos, con un 2,3%, IU, con un 1%, y Vox, con un 0,6%. Si bien más de la mitad de los entrevistados aseguró no sentir simpatía por ninguna formación política.
  • Modelo de estado. Ante diferentes fórmulas de organización territorial de España, un 57,6% se mostró más de acuerdo con el actual sistema de comunidades autónomas. Un 11,4% prefirió un Estado con un único Gobierno central y sin autonomías y un 10,9%, un modelo en el que las comunidades tengan menos autonomía que en la actualidad. Mientras, un 74,2% dijo sentirse "tan español como andaluz".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.