Meghan Markle
Meghan Markle, duquesa de Sussex, en un evento reciente. GTRES

Como si de una comedia romántica americana se tratase, Meghan Markle sigue cuidando sus amistades incluso después de haberse casado con el príncipe. Aunque, en este caso, lo ha hecho en secreto y con viaje incluido.

La duquesa de Sussex cruzó el charco y lleva desde el sábado pasado en Nueva York para una reunión con sus más íntimas amigas. Celebrarán allí el baby shower, es decir, la fiesta por el próximo nacimiento de su bebé.

Tal y como han confirmado fuentes de Hello!, Meghan y sus amigas, entre quienes se encuentra, por ejemplo, la estilista Jessica Mulroney, llevan viéndose estos días para el evento, que tendrá lugar este martes en un lujoso hotel sito en el Upper East Side.

Ella y sus amigas han tomado té y macarons en un local del Soho neoyorquino, el Ladurée, del que ya dijo la esposa del Príncipe Harry en su día que le recordaba a "un trozo de París" en mitad de la ciudad norteamericana. Quienes la atendieron han asegurado que se trató de "una visita privada".

La embarazada duquesa de Sussex no ha dejado de lado la oportunidad de ir de compras a varias tiendas de ropa de bebé antes de la fiesta, a la que se espera que asistan en torno a 15 invitadas.

Se rumorea que Amal Clooney, Prynaka Chopra o Serena Williams estarán con su amiga, así como es casi imposible que no asistan sus excompañeras de rodaje de Suits, la serie en la que participaba, Abigail Spencer y Sarah Rafferty.

La productora de televisión Lindsay Roth, otra de las mejores amigas de Meghan (no por nada la duquesa fue dama de honor en su boda), o Benita Litt, cuyas hijas cuyas hijas Rylan y Remi asistieron al enlace con el Príncipe Harry, también asistirán.

Su mayor cuenta de fans en Instagram, además, se ha hecho eco de la noticia y lo ha publicado en su perfil.

A pesar de todo, la agenda de Meghan Markle no tiene un descanso y, en cuanto regreso a Inglaterra, le espera otro viaje, esta vez con su esposo, a Marruecos, del 23 al 25 de febrero.