Audiencia Provincial de Alicante
Audiencia Provincial de Alicante EUROPA PRESS - Archivo

La sala, que confirma la sentencia dictada en 2015 por un juzgado de lo Penal, contempla la agravante de uso de disfraz y la atenuante de dilaciones, detalla el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en un comunicado.

Los condenados deberán abonar a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) 866 euros en concepto de responsabilidad civil, una cantidad que corresponde a una parte de la limpieza de los vagones.

Los hechos sucedieron el 23 de septiembre de 2011, cuando los tres jóvenes, acompañados de un menor ya juzgado y condenado por estos hechos, y otras personas no identificadas, acudieron al punto kilométrico 43 de la red ferroviaria de FGV que une Alicante con la costa norte de la provincia.

Los condenados, que llevaban el rostro cubierto durante toda la acción, colocaron palés y elementos metálicos en ese punto de forma que el tren que circulaba por esa vía procedente de Alicante se topó con la barricada justo tras una curva y un cambio de rasante.

El conductor tuvo que frenar bruscamente el convoy, que viajaba sin pasajeros por haber finalizado ya el servicio, para evitar la colisión. Los acusados aprovecharon esa parada de emergencia para realizar grafitis con sus respectivas firmas en todos los vagones y la cabina del conductor.

La Audiencia de Alicante ha confirmado ahora la sentencia del juzgado de lo Penal tras desestimar el recurso de apelación de uno de los tres condenados, a quienes se atribuye la comisión de un delito de desórdenes públicos en relación a un delito contra la seguridad vial por haber generado un grave riesgo para la circulación.

Consulta aquí más noticias de Alicante.