Referéndum del 1-O
Urna de votación del referéndum del 1-O en Cataluña. EUROPA PRESS - Archivo

El pleno del Congreso ha tumbado este martes la toma en consideración de la proposición de ley del grupo del Partido Popular para castigar con penas de cárcel la convocatoria o promoción de referéndum ilegales, que solo contó con el voto favorable de Ciudadanos.

"Confunden el castigo del delito con la solución del problema", dijo desde la tribuna el diputado socialista Juan Carlos Moreno, después de que Dolors Montserrat afrontase la exposición de motivos. "Recuperar el delito de convocatoria de referéndum ilegal es inexcusable para recupera las libertades de los catalanes y de todos los españoles", expresó la portavoz del PP.

La dirigente del PP ha señalado que "el independentismo en Cataluña nos demuestra que en siglo XXI los golpes a la democracia no se hacen con sables o pistolas, se hacen desde las propias instituciones".

Para Montserrat, "el Código Penal debe servir para prevenirnos de los golpes contra la democracia". Desde los populares insistieron en culpar a los socialistas de haber eliminado dicha medida cuando José Luis Rodríguez Zapatero entró en el Gobierno. "El socialismo ha sido siempre cómplice del nacionalismo", sentenció la portavoz.

La formación que sí se mostró alineada con la medida fue Ciudadanos. "No es cierto que la democracia está por encima de la ley, digan lo que digan los independentistas. No hay democracia sin ley", esgrimió Ignacio Prendes.

Duras críticas desde Unidos Podemos

Mucho más rotundo sonó el discurso de Unidos Podemos, que sostuvo que el Partido Popular "ha perdido definitivamente el norte". En palabras del diputado Jaume Moya, lo que quieren los populares es "cárcel para todos y todas".

El foco, eso sí, se situó sobre los partidos independentistas. "Se supone que esto lo tenían atado y bien atado con las acusaciones de procés, ¿por qué presentan esta medida?", se cuestionó Enric Bataller, del PDeCAT, a lo que ERC añadió que la única sentencia posible en ese juicio "es la absolución".

Para el PNV, el motivo de esta norma está claro. "Presentan la proposición por un mero cálculo electoral. Es una torpeza penal y una torpeza política", sentenció Mikel Legarda.