Según ha denunciado el Gobierno del Peñón, el Buque de Acción Marítima 'Tornado' ordenó el domingo a dos barcos civiles que abandonaran la posición en la que estaban fondeados frente a la costa de Gibraltar, un incidente que concluyó con la salida del buque de la Marina española después de que los dos barcos se negaran a cumplir la orden y se desplegaran dos unidades de la Marina británica.

El Foreign Office británico ha subrayado que se investiga el incidente y ha dicho recibir con preocupación los informes "aparentemente confirmados" por el Ministerio de Exteriores español sobre este incidente que indican que el 'Torpedo' ordenó a los barcos que se marcharan.

El Gobierno de Reino Unido ha asegurado que en el incidente no hubo ninguna "incursión" por parte del patrullero español y ha reafirmado su soberanía sobre las "aguas territoriales gibraltareñas británicas". "Tal y como clarifican los comentarios realizados esta mañana por la primera ministra -Theresa May-, no albergamos ninguna duda acerca de la soberanía británica sobre todo Gibraltar, incluyendo las aguas territoriales británicas que rodean al Peñón", según la oficina del gobernador.

En esa misma declaración, el Foreign Office ha recordado que el secretario de Defensa en el Parlamento británico ha garantizado que el Gobierno de Reino Unido siempre estará "presente" "para defender" sus "intereses soberanos" y "los intereses nacionales británicos".

Finalmente, se ha recalcado que las incursiones "no socavan" la soberanía. "La Royal Navy da el alto a todas las incursiones en las aguas territoriales británicas que rodean a Gibraltar. Esto se respalda mediante una protesta diplomática formal ante el Gobierno español", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.