Agentes de la Policía Municipal de Pamplona.
Agentes de la Policía Municipal de Pamplona. EP/AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA - Archivo

La patrulla llevaba un desfibrilador y estaban formados para realizar las labores de reanimación y en la utilización de estos aparatos, ha informado la Policía Municipal de Pamplona en su cuenta de Twitter.

Desde el cuerpo policial han destacado, además, que esta atención coincide con la presentación este lunes por parte del Departamento de Salud del decreto foral aprobado para regular la instalación de desfibriladores externos automatizados y la formación para su uso.

Por primera vez, se establece la obligación de determinados establecimientos y espacios públicos de disponer un desfibrilador en un espacio visible, en condiciones adecuadas de mantenimiento y a cargo de personal con formación en su uso. La obligatoriedad se extiende a patrullas de las policías locales y Policía Foral, agentes municipales y alguaciles.

Consulta aquí más noticias de Navarra.