El taller de empleo en tecnología de la DPH, que se desarrolla desde hace doce años de forma consecutiva, se ha vuelto a incluir en la convocatoria del INAEM para este tipo de acciones de formación e inserción laboral.

En la jornada de bienvenida, la responsable de Iniciativas y Tecnología de DPH, María Rodrigo, ha puesto de manifiesto "el doble papel" que se consigue. "Cubre las necesidades locales con una asistencia cercana a los municipios y a la vez os capacita mejor para el mercado laboral".

Un año más, la Diputación Provincial ha apostado por el perfil de alumnos-trabajadores, de forma que "se da un alto grado de reciclaje académico y laboral en uno de los nichos como son las Tic's y la administración electrónica con mejores perspectivas de futuro", tal como ha expuesto María Rodrigo.

PORCENTAJE

El porcentaje de inserción supera el 80 por ciento de media, y para ello van a contar a lo largo de los próximos doce meses con clases presenciales y teleformación a través de una plataforma con gran variedad de recursos digitales y tutorías para agilizar su

aprendizaje.

El objetivo es la obtención del certificado de profesionalidad (nivel 2) en Sistemas Microinformaticos, lo que supone superar más de 800 horas de formación teórica y otras 1.000 horas de capacitación práctica, basada en ejercicios y resolución de problemas reales y desde el lugar de trabajo asignado, que serán los telecentros de cada una de las comarcas altoaragonesas.

A este respecto, la directora del Taller, Alicia Lairla, ha señalado que se trata de "un certificado de profesionalidad bastante transversal porque contiene formación en redes, sistemas operativos, aplicación de instalaciones informáticas y ofimática", a lo que añade que "la duración de un año supone que puedan obtener más seguridad y confianza para aplicar los conocimientos y desarrollarlos en el mundo laboral".

Más de 135 personas (120 alumnado más directores y docentes) han participado desde sus inicios en esta iniciativa que llega a su duodécima edición con una inversión total este año de más de 277.000 euros, para lo que la Diputación de Huesca cuenta con la financiación que llega del INAEM.

Desde que terminó el anterior con la misma denominación 'Identidad digital en la Administración Local', tres personas ya están trabajando y otras tantas en procesos de selección.

EL PUENTE ENTRE LA VIDA REAL Y LABORAL

Tras un proceso selectivo desplegado por las diez comarcas, son nueve mujeres y un hombre quienes han sido seleccionados por una comisión paritaria formada entre DPH y el Instituto Aragonés de Empleo, que obtendrán formación tanto en administración electrónica local como en confección y publicación de páginas web impartida por una de las alumnas del primer taller hace ahora doce años y que ha obtenido el puesto de docente, Mamen Estalrich.

El nuevo grupo recién creado coincide en la oportunidad que supone para reciclarse o profesionalizarse en una nueva rama que les permita asentarse en su propio comarca.

Todos los alumnos reciben una compensación económica mensual que les permite desempeñar su labor de asistencia en los telecentros de su comarca de referencia a tiempo completo.

Las participantes desarrollarán su trabajo de campo a partir de marzo en cada una de las diez comarcas altoaragonesas. Así, Lourdes Advincula, de Fraga, realizará la asistencia informática en el Bajo Cinca; Gemma Biescas, de Peraltilla, se ocupará del Somontano; la Ribagorza contará Liliana Cajal; María José Domeque estará en Alto Gállego; a Estefanía Gastón, de Pueyo de Santa Cruz, se le asignará el Cinca Medio; lo mismo sucede con Rosa María Gil, de Tamarite, que se encargará de La Litera; las alumnas María José Jurado y Beatriz Mur, estarán en la Hoya de Huesca y Sobrarbe; Raquel Rodriguez en la Jacetania y Enrique Mellado, el único alumno del taller hará lo propio desde Monegros.

En líneas generales, las tareas que comprende el taller se vinculan a la implementación de administración digital en la comarca de destino, colaborar en el mantenimiento y la dinamización de la red de telecentros de la provincia para procurar que la actualización de lossistemas operativos e instalación y conexión de cada telecentro esté garantizada, pero su tarea es ofrecer asesoramiento técnico en administración electrónica y sus aplicaciones.

Sin olvidar que la alternancia de los contenidos o módulos teóricos se complementan con su trabajo diario, donde se establece un entorno colaborativo con sus responsables y se concentra la principal actividad de los alumnos. "Es el puente con la vida real y laboral", ha destacado la directora del taller

Consulta aquí más noticias de Huesca.