Tres curiosidades que igual no sabía del coche eléctrico (y que le interesan)
Cada vez son más usuarios que apuestan por las energías renovables para los vehículos nuevos. Pexels

Europa se ha dejado seducir por el coche eléctrico y, a finales de 2018, las matriculaciones de vehículos de batería han superado las 200.000 unidades, lo que se traduce en un incremento del 48,2% en comparación con el ejercicio anterior, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA). Así, esta novedad ecológica y eficiente con el medioambiente está irrumpiendo en el mundo del motor con paso firme y mejorando ejercicio tras ejercicio sus cifras de venta, pero aún hay muchos consumidores que se dejan llevar por la mala fama de su autonomía y por los altos precios de muchos modelos.


Tras datos curiosos para conocer mejor los modelos eléctricos

  • Acelera más rápido que uno de combustible. Aunque los eléctricos tienen fama de ser menos veloces y tener un carácter menos deportivo que los de gasolina, lo que muchos no conocen es que estos tienen una capacidad de aclaración más rápida que los de combustible, llegando de 0 a 100 km/h en pocos segundos. Además, esta característica no va a dejar de mejorar según se siga implantando su uso en el mercado, al igual que otras, como la potencia (aunque poco importa a nivel práctico si se tiene en cuenta que la velocidad máxima por autovía es de 120 km/hora).
  • Los coches eléctricos también pueden contaminar. Si bien es cierto que el coche durante su vida útil, al estar movido por baterías, no contaminada nada, durante su fabricación no ocurre lo mismo: los gases generados y la energía consumida sí es perjudicial para el medioambiente. No obstante, las normas sobre homologación de la UE son cada vez más duras y los fabricantes deben crear coches que respeten el sistema WLTP, para controlar el consumo y emisiones de cada coche. Además, hay que ser responsables con los cambios de batería, ya que una mala gestión de este residuo puede acabar generando contaminación a gran escala, debido a las grandes cantidades de litio, metales pesados y otros componentes tóxicos.
  • Serán más barato que los de gasolina. Según los datos registrados en una encuesta realizada a nivel mundial por la consultora KPMG, uno de cada tres coches vendidos en 2040 será eléctrico. Así, el aumento de la demanda, según un estudio de la Organización Europea de Consumidores (BEAUC) conjunta con la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), llevará a que en 2030 el coste total de un coche de pila de combustible es probable que sea similar al del gasóleo, y que los coches más ecológicos sean más rentables que en la actualidad.