¿Por qué Seat usa la geografía española para dar nombre a sus coches?
Aunque no es la única, Seat es la marca de coches española más popular. Seat Media Center

Desde que comenzase su andadura, Seat no ha dejado de innovar en materia de motor. Tanto es así que la marca española es una de las involucradas, junto a Telefónica, en el desarrollo del modelo conectado con 5G: un ambicioso proyecto que supone el primer paso hacia la conducción cooperativa y autónoma. Sin embargo, aunque la compañía no deja de dar pasos hacia el futuro, hay un elemento diferenciador (y tradicional) que no cambia en ninguno de sus modelos: los nombres españoles que se les da una vez salen de la fábrica.

A excepción del Mii y el Exeo, tal y como aseveran desde el departamento de Comunicación de Seat, el resto de vehículos de la casa han ido recibiendo nombres nacionales desde la salida y éxito del primero en 1982, el Ronda. Ya sean topónimos de ciudades, accidentes geográficos o monumentos de fama internacional, no hay coche nuevo de la marca que escape a su sino. Así, tras el primer modelo, vino el Ibiza en el 84 (que sigue siendo uno de los modelos más vendidos en España, según la OCU) y, tan solo un año de diferencia entre ellos, el Málaga y el Marbella. El Toledo, el Córdoba, el Inca, Al Alhambra, el Arosa y el León marcaron la década de los 90; y hubo que esperar a la primera de los 2000 para conocer al Altea.

En los últimos cinco años, Seat ha dado a conocer nuevos vehículos que también han seguido el patrón de nombres, como el Ateca, en 2016, el Arona, en 2017, y el último conocido, el Tarraco, de 2018, un SUV de siete plazas ideal para familias numerosas. También se ha conocido hace poco la reedición limitada del León ST Cupra R, un familiar compacto con el rendimiento de uno deportivo.

Y, ¿por qué?

La tendencia de Seat a la hora de elegir la nomenclatura de sus vehículos desvela que, además de conseguir un distinguido carácter que hace referencia a la procedencia (aunque no es la única marca de coches españoles, sí es la más conocida por el público general), los nombres relacionados con España les funcionan, pues, quienes conozcan nuestra geografía, darán buena cuenta de que las ciudades o monumentos seleccionados dicen mucho de cada modelo, como la jovialidad y desenfado del Ibiza; o las líneas fuertes y de gran potencia del Tarraco, cuyo nombre ha sido el primero elegido por votación popular a través de la campaña #SEATbuscaNombre.