En un comunicado, la Jefatura Superior de Policía de Canarias ha explicado que fue el responsable de seguridad el que avisó al 091 comunicando que tenía retenidas a dos mujeres por hurto.

De esta manera, relató a los agentes que las dos jóvenes se introdujeron en el probador con varias prendas de ropa, abandonándolo minutos después sin abonar ningún importe y dirigiéndose al garaje, donde fueron retenidas por los varios vigilantes de seguridad.

Así, los policías comprobaron que había diez prendas en el interior de las bolsas que llevaban las chicas, además de un dispositivo electrónico con el que desactivaron supuestamente las alarmas antirrobo de los artículos sustraídos, por lo que ambas fueron detenidas como presuntas autoras de un delito de hurto.

Al ser menores de edad, los hechos fueron puestos en conocimiento de la Sección de Menores de la Fiscalía Provincial de Las Palmas, mientras que instruido el correspondiente atestado policial, fue remitido a la Autoridad Judicial competente.

Finalmente, todas las prendas, valoradas posteriormente en 402 euros, fueron devueltas a sus legítimos propietarios.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.