Nuevo vehículo de rescate en nieve de los bomberos voluntarios de Valcarlos
Nuevo vehículo de rescate en nieve de los bomberos voluntarios de Valcarlos Gobierno de Navarra

La presentación ha contado con la participación de la directora de Protección Civil, Isabel Anaut, el director del Servicio de Bomberos de Navarra, Javier Bayona, y la concejal de la localidad Elena Azpuru, además de bomberos profesionales de Burguete y personas voluntarias de Isaba y de Saint Jean Pied de Port. Durante la presentación han intervenido Isabel Anaut, Javier Bayona y Javier Goicoa, bombero voluntario jubilado de Valcarlos.

El coste del vehículo, financiado por el Departamento de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra, ha ascendido a 51.987 €. Era una máquina utilizada para el cuidado de pistas de esquí, que se compró de segunda mano y se ha reacondicionado para el rescate en montaña, al remodelar el carrozado, sus cadenas y la cuña quitanieves y acondicionar el interior de la cabina para su nuevo uso.

Servirá para facilitar a los servicios de emergencia el rescate y evacuación en montaña en la zona, entre ellos a peregrinos que realizan el Camino de Santiago, pero además puede ser trasladado a otros lugares en que pudiera necesitarse un rescate en nieve, ha explicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

De hecho, el pasado año se rescató a 32 personas que realizaban la etapa del Camino de Santiago que une Saint Jean Pied de Port con Roncesvalles (37 en 2017, 29 en 2016, 48 en 2015 y 42 en 2014).

Esta etapa cuenta con dos rutas, una la que pasa por el Collado de Lepoeder, conocida como ruta de Napoleón o de Bentartea, y otra por Valcarlos. El gran desnivel y los cambios de temperatura existentes entre los 165 metros del inicio de la etapa y los 1.430 de Leopeder "provocan numerosos incidentes", motivo por el que desde 2015 se cierra esa ruta todos los inviernos, entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo, por razones de seguridad, y se les desvía por la otra.

"Los rescates en montaña son de alto riesgo para los efectivos que participan en ellos, sobre todo en invierno, cuando las condiciones meteorológicas son más duras y los caminos están cubiertos de nieve e intransitables para los vehículos todoterrenos", ha destacado el Ejecutivo foral.

Anteriormente, los efectivos debían ir caminando sobre raquetas o esquís, a la vez que transportaban en sus espaldas todos los útiles necesarios para el rescate, como camilla, equipo de oxígeno, férulas, mantas y ropa de abrigo, comida y bebida, y material de seguridad como cuerdas, arneses o piolets. El peso de este material, el de la víctima cuando había que cargar con ella y el camino nevado conllevaban una progresión muy lenta con rescates que podían prolongarse hasta siete horas.

Hace dos años se dio un paso importante en la mejora de estos rescates con la compra de un vehículo de nieve con orugas de menor tamaño, un Polaris Ranger XP, para el parque comarcal de Burguete. Ahora, se completa la acción con este vehículo con mayor capacidad para la agrupación de bomberos voluntarios de Valcarlos, que apoyan a los profesionales de Burguete en estas labores. "Con ello, se reducirá sensiblemente la duración de estas acciones", ha resaltado el Gobierno.

SIETE AGRUPACIONES DE BOMBEROS VOLUNTARIOS

La de Valcarlos es una de las siete agrupaciones municipales de bomberos voluntarios existentes en Navarra junto a las de Aoiz, Bera, Goizueta, Isaba, Leitza y Lesaka.

La Consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont, suscribió en mayo de 2016 un nuevo convenio marco de colaboración con los alcaldes de los siete municipios a los que están adscritos los parques.

Mediante el mismo, la Dirección General de Interior se compromete a apoyarles económicamente (mediante subvenciones y cesiones de bienes), facilitar su integración en el sistema de protección civil y establecer las directrices de una acción coordinada en materia de procedimientos operativos, dotaciones mínimas, formación, participación en actividades preventivas y divulgativas, e intervención en siniestros de los grupos de bomberos voluntarios. El presupuesto para 2019, idéntico al del año anterior, es de 159.000 euros para gastos corrientes y 46.000 euros para inversiones.

Por su parte, los ayuntamientos se comprometen a asegurar la organización y mantenimiento de servicios relacionados con la Protección Civil, a través de la gestión del grupo de voluntarios y a adoptar las directrices establecidas por Interior.

En la actualidad, existen 133 personas voluntarias en Navarra distribuidas en estos parques, 31 en Goizueta, 24 en Valcarlos, 21 en Lesaka, 20 en Leitza, 13 en Aoiz y 12 en Bera e Isaba. Cuentan con equipamiento y dotación de medios y equipos para intervención en incendios urbanos y forestales, así como en búsquedas y rescates, por lo que reciben formación y realizan periódicamente prácticas y maniobras con seguimiento y acompañamiento de profesionales del Servicio de Bomberos de Navarra.

En los protocolos de movilización para las situaciones de emergencia se contempla la activación de estos grupos, en función de los diferentes criterios y parámetros considerados. En 2018 se movilizaron en un total de 245 ocasiones, destacando 102 del grupo de Goizueta, que incluyen 41 de ambulancias. Además, se registraron 50 movilizaciones en Bera, 35 en Valcarlos, 30 en Lesaka, 18 en Leitza, 7 en Aoiz y 3 en Isaba.

Consulta aquí más noticias de Navarra.