Pedro Sánchez y Susana Díaz
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, en el acto de presentación de la candidatura de Juan Espadas. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que la "primera medida" que tomará su próximo Ejecutivo tras las elecciones generales del 28-A será aprobar unos Presupuestos sociales para cerrar la brecha salarial. "Tengo muchos defectos, pero algunas virtudes, y creo que ser algo testarudo en política es bueno", ha aseverado en Sevilla, en su primer acto tras anunciar la fecha de las elecciones generales del 28 de abril, junto a Susana Díaz y ante unos 1.500 asistentes.

En este sentido, Sánchez ha prometido que aprobará el subsidio para las personas desempleadas mayores de 52 años, así como la recuperación de la cotización en la Seguridad Social para los cuidadores de personas dependientes. "Lo vamos a aprobar", ha insistido al referirse al subsidio.

El líder del PSOE ha dicho que se ve ganador porque "la sociedad dará la espalda a la crispación y reivindicará una política útil, que una a los españoles".

Sánchez ha apuntado que tras anunciar la convocatoria, "la derecha ya se apresuró" a ponerle un "cordón sanitario". "Pero da igual que nos pongan un cordón sanitario, porque lo van a quitar con su voto los españoles", ha destacado.

El secretario general socialista ha pedido el apoyo a "aquellos que a lo mejor ni nos han votado pero saben que este partido hoy representa el sentido común, la moderación y el progreso de todos". "Más allá de enfrentarnos a estas tres derechas", cuestión que el presidente del Gobierno ha dicho que es "puntual", se trata de proponer un "horizonte de progreso" para la mayoría social de España.

Asimismo, el presidente del Gobierno ha iniciado su intervención agradeciendo el respaldo de los socialistas y especialmente el de Susana Díaz. "Quiero que sepa todo el mundo que estamos juntos y estamos unidos", afirmó.

Acto con Susana Díaz

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha señalado este sábado el "reto" de los socialistas de cara a las próximas generales de "darle una mayoría sólida" al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "para que no dependa de nadie y haga en España lo que no le han dejado hacer en esta legislatura".

En este sentido, Díaz ha llamado a enfrentar los próximos comicios generales "con fortaleza y coraje, con ilusión y mucha unidad". Así, ha aseverado que los socialistas arrancan en Sevilla "dos campañas" —en alusión a las de las generales de abril y las municipales del 26 de mayo— con el único objetivo de "parar a la derecha y garantizar el bienestar de los españoles", y ha remarcado que "nos vamos a batir el cobre" y los socialistas van a "pelear unidos".

Con la vista puesta también en las elecciones municipales de mayo, la expresidenta de la Junta ha señalado que, "hace cuarenta años, la democracia se abrió camino en España gracias a los ayuntamientos", de la mano de "mayorías progresistas y socialistas", de alianzas "en pro del bienestar de los ciudadanos", y ha defendido que así "se dio paso a la mejor etapa que ha vivido la democracia" en España.

Ha agregado que "ahora tenemos el reto de volver a repetir" esa experiencia y de "ganar en los ayuntamientos, las diputaciones y en España", y en al hilo ha abogado por "darle la vuelta a este país como un calcetín en 28 días", así como ha llamado a "parar lo que ya está pasando en Andalucía" tras el resultado de las elecciones del 2 de diciembre.

En esa línea, Susana Díaz ha criticado a quienes llaman "ilegítimo" al presidente del Gobierno, porque salió elegido "de la misma manera" que el jefe del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno, "con los votos de los parlamentarios", según ha abundado la secretaria general del PSOE-A, que en esa línea ha subrayado que ella no considera "ilegítimo" al presidente que la ha relevado al frente de la Junta.

Díaz ha exclamado que "ya está bien de que repartan carnés de legítimo y no legítimo", porque "eso lo ha superado la democracia", y ha advertido de que "no nos van a enseñar cómo tenemos que amar a este país". Al respecto, la expresidenta andaluza se ha mostrado "segura, ilusionada y con ganas de que vamos a abrir en España una etapa con los valores que representamos" los socialistas, los de una "socialdemocracia moderna y europea que representa igualdad, libertad, justicia", entre otros valores, según ha destacado.

"Hemos amado España siempre", ha añadido la secretaria general del PSOE-A, para agregar que se ama al país "defendiendo la igualdad y la libertad, la igualdad entre todos los territorios", la "convivencia, la paz y el respeto", así como "defendiendo la educación publica y universal, no abriendo la puerta para que se haga negocio" con esos servicios.

Díaz ha aseverado también que "no vamos a dejar que nadie se apropie de una bandera que se defiende cuando se levanta con respeto" y que "nos representa a todos en nuestro país", según ha exclamado la expresidenta de la Junta, que ha defendido también que se ama a España cuando se quiere lo mejor para el país.