Mossos d' Esquadra
Una pareja de Mossos d'Esquadra, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Los Mossos d'Esquadra han retirado sus botes de humo para analizarlos, después de que dos de ellos, de distintos lotes que no tienen impresa la fecha de caducidad, han estallado en las últimas semanas y han causado lesiones a dos agentes, uno de los cuales ha resultado herido en un ojo.

Según han informado fuentes policiales, el primer bote estalló cuando un agente estaba haciendo formación en materia de antidisturbios en el Instituto de Seguridad Pública de Cataluña, lo que le provocó lesiones en un ojo.

Días después, un agente antidisturbios que estaba haciendo una revisión de los botes de humo en el complejo central Egara de Sabadell (Barcelona) también resultó herido, en este caso leve, al estallar uno de los dispositivos.

Los dos botes de humo que estallaron son de lotes distintos del mismo producto, que no tiene impresa la fecha de caducidad, según las fuentes.

Ante esta situación, la unidad Tedax de los Mossos d'Esquadra ha retirado los botes de humo para analizarlos y se ha puesto en contacto con el fabricante.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.