Planta de Cemex en Gádor (Almería)
Planta de Cemex en Gádor (Almería) EUROPA PRESS - Archivo

En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa de Cemex en Gádor, Antonio Orta, ha explicado que "dentro de lo malo" se ha cerrado "el mejor trato posible" ya que "Cemex no ha dado su brazo a torcer con el cierre de la fábrica ni con la retirada del ERE", de modo que a pesar de no estar "contentos" han reconocido un "buen resultado".

Orta ha señalado que ahora los empleados se enfrentan a un "fin de semana de reflexión" en el que "cada uno hará sus cuentas" y determinará "si le es factible o no" abandonar Almería y "recolocarse en alguna de las plantas" o, por el contrario, "tomar el dinero".

"El sentir general es que los trabajadores no quieren seguir trabajando con Cemex porque desde que llegaron no se han portado bien con nosotros, pero cada uno tiene sus condiciones particulares y familiares", ha apuntado el representante de los empleados.

Cabe recordar que el ERE acordado contempla una indemnización de 33 días por año trabajado, con un límite de 24 mensualidades, que además incluye una compensación lineal a cada trabajador afectado de 900 euros por año, con un mínimo de 3.000 euros y un máximo de 13.500 euros; unas cifras que están por encima de lo planteado inicialmente.

Pese a no poder evitar el cierre de la planta, Orta ha destacado la movilización de los trabajadores y la respuesta obtenida, ya que en el caso de los empleados de Gádor "se ha volcado toda Almería" con ellos. "Almería ha demostrado lo que somos capaces de hacer si nos unimos ante cualquier adversidad, y eso ahí queda", ha apuntado.

No obstante, ha recordado que la fábrica gadorense "daba trabajo a muchísima gente", por lo que los municipios de Gádor y de Benahadux, principalmente, van a ver se "perjudicados" al perder "un montante económico importantísimo". La fábrica de Cemex producía alrededor de unos 300 empleos directos e

El acuerdo entre la patronal y la parte social supone el cierre de las fábricas de Lloseta, en Mallorca, y de Gádor, en Almería. Las recolocaciones se ofrecen en las plantas que Cemex mantiene en Alicante, Buñol (Valencia), Castillejo (Toledo), Alcanar (Tarragona) y Morata de Jalón (Zaragoza).

Además de recolocaciones en instalaciones propias, la multinacional mexicana ofrece un plan social de acompañamiento. También podrán optar a uno de los eventuales puestos de trabajo que generen los proyectos de reindustrialización que se han detectado para aprovechar las instalaciones que se cierran.

Estos proyectos fueron localizados a través de la mesa de trabajo que el Ministerio de Industria constituyó con la compañía, los respectivos gobiernos regionales y los sindicatos, que estuvo vigente desde que en octubre Cemex anunció su ajuste en España y hasta el pasado 31 de diciembre. El acuerdo será efectivo una vez se ratifique por los trabajadores y su ejecución se extenderá hasta el 31 de marzo del 2020.

Consulta aquí más noticias de Almería.