Reunión de la Diputación Permanente
Reunión de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados. CONGRESO

El Gobierno tiene intención de seguir trabajando hasta las elecciones del 28 de abril y prevé hacerlo a través de reales decretos ley, que, una vez disueltas las Cortes, someterá a la comisión permanente del Congreso para su convalidación.

De momento no se sabe cuáles son las últimas medidas que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, querrá convertir en ley, pero es algo que quizá empiece a dilucidarse en el Consejo de Ministros de la semana que viene, según ha apuntado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa.

Según los tiempos marcados por la convocatoria electoral para el 28 de abril, el Gobierno dispondría de dos Consejos de Ministros, el del 22 de febrero y el del 1 de marzo, para aprobar decretos leyes que sean enviados al Congreso, que como el Senado, quedará disuelto el 5 de marzo para cumplir con el plazo de disolución de 54 días antes de las elecciones.

A partir de entonces, no será el Pleno del Congreso, sino la comisión permanente la que debatirá y votará la convalidación de unos decretos que tienen una caducidad de un mes. En todo caso, el tope serán las elecciones del 28 de abril.

Medidas en los Presupuestos

Celáa no ha querido desvelar este viernes qué medidas podrán entrar en vigor de esta manera, pero es probable que sean algunas de las que figuran en los Presupuestos que el Congreso rechazó esta semana.

De hecho, el Gobierno ha ido adelantando trabajo en los últimos meses, aprobado antes medidas presupuestadas para 2019 con el objetivo entonces de que pudieran entrar en vigor el 1 de enero de este año. La subida del sueldo de los funcionarios en un 2,25% o la revalorización de las pensiones de 2018 y 2019 al IPC, incluida la paga compensatoria por la pérdida adquisitiva del año pasado.

Sin formar parte de los Presupuestos, este mismo procedimiento de decreto ley convalidación en el Congreso fue el que siguió el Gobierno para que la subida del salario mínimo a 900 euros entrara en vigor el pasado 1 de enero.

Con los reales decretos ley que planea el Gobierno aprobar en las próximas semanas tendrán previsiblemente un mayor recorrido que el proyecto de ley de la nueva ley de Educación que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros ordinario que ha seguido al de carácter extraordinario en el que Sánchez ha comunicado a fecha de las elecciones.

Este proyecto de Ley sí que no tendrá recorrido con un Parlamento disuelto porque la comisión permanente sólo puede aprobar decretos, no proyecto de ley, pero la ministra de Educación y también portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa, ha explicado que igualmente se ha aprobado "por respeto a todas las personas que han trabajado en esta ley".

Celáa y Delgado, dispuestas a seguir

Sobre las elecciones del 28 de abril, la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha dejado una explicación sobre la fecha y dos adhesiones al presidente Sánchez.

En el primer caso, Celáa ha obviado la oposición de los barones del PSOE a coinidir en las elecciones con Sánchez y ha explicado que el motivo por el que finalmente Sánchez se ha decantado por el 28 de abril y no por la fecha del 26 de mayo para "no añadir una cuarta" urna a las tres que ya habrá ese día en la mayoría del país, para elegir alcalde en las elecciones municipales, parlamento regional en las autónomicas y eurodiputados en las europeas.

Además, antes de que dentro de 15 días se abra el plazo para presentar las listas electorales a la Junta Electoral, Sánchez ya cuenta con la disposición de dos de sus ministras, que este viernes han mostrado su disposición para seguir trabajando en su proyecto, "de Estado" y "muy ilusionante".

Tanto Celáa como la ministra que la acompañaba en la rueda de prensa, la titular de Justicia, Dolores Delgado, han respondido afirmativamente a si estarían dispuestas a ir a una lista electoral. Ninguna de las dos tiene actualmente un escaño en el Congreso.

Este sábado, Sánchez dará el pistoletazo oficioso a la campaña electoral con un acto en Sevilla, en el que le acompañará la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras su estelar intervención en el debate de totalidad de esta semana en el Congreso.

Delgado se ha declarado "a disposición del presidente Sánchez por el ilusionante proyecto que hay y en el que queda tanto por hacer".

Celáa, por su parte, ha asegurado que mantiene su "compromiso político con lo que representa el presidente Sánchez", al "Estado" y con los objetivos de "blindar el Estado del bienestar" y "encauzar" la situación de Cataluña "desde el diálogo".

"Yo no concibo otra manera en democracia para resolver los problemas que a través de la concertación", ha añadido la portavoz del Gobierno.