Ernestod de Hannover
Ernesto de Hannover, en un balcón durante la celebración de la boda de Alessandra de Osma y Christian of Hannover. GTRES

Las recientes entradas y salidas de diversos hospitales de Ernesto de Hannover ha llevado a los doctores a realizarle un diagnóstico exhaustivo y la conclusión no podría haber sido más dolorosa para la familia real: tiene cáncer.

Desvelado por el diario alemán Bunte, médicos del hospital estatal Feldkirch le encontraron al marido de Carolina de Mónaco un tumor maligno cerca del cuello, el cual le extirparon mediante crioterapia (una técnica mediante la cual se congelan las células cancerígenas y se extrae el tumor).

A sus 65 años, el príncipe Ernesto se encuentra muy débil de salud. Tanto, que hace apenas unos días fue ingresado para otra operación quirúrgica debido a una inflamación del páncreas.

El jefe de la casa Hannover ha tenido serios problemas con el alcohol a lo largo de su vida y en los últimos meses ha sido hospitalizado en múltiples ocasiones. Incluido el día de la boda de su hijo Christian con Alessandra de Osma, hace casi un año.

Aquella vez permaneció ingresado un par de días y más tarde regresó por problemas en el páncreas y hemorragias internas, algo que le ha llevado otra vez al quirófano recientemente.

Por si fueran pocos los dolores de cabeza dentro de las casas Hannover y Grimaldi, Ernesto de Hannover está bastante molesto con su hijo, Ernst August, por haber vendido al Estado el castillo de Marienburg por el simbólico precio de un euro.

La fortaleza, situada en la Baja Sajonia  y que ha pertenecido a la familia alrededor de 150 años, pretende ser rehabilitada por el gobierno teutón.