El nuevo servicio cuenta con el visto bueno de la Secretaría de Estado de Seguridad, del Ministerio del Interior, y se enmarca en la sólida línea de colaboración y coordinación establecida entre la Delegación del Gobierno y las subdelegaciones en la Comunidad con la Junta de Castilla y León en todo lo que concierne a la lucha contra la violencia de género.

La iniciativa movilizará a 82 psicólogos expertos en Castilla y León, cinco de ellos radicados en la provincia de Zamora, que el año que viene se ampliarán a ocho, para que en menos de 30 minutos se pueda prestar atención profesional a la víctima en la misma sede policial a la que acuda a presentar la denuncia.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ya cuentan con las instrucciones correspondientes del Ministerio del Interior, así como con el protocolo de actuación que las coordina con el Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León, de manera que el servicio ya se ha puesto en marcha tanto en la Guardia Civil como en la Policía Nacional.

Los detalles del funcionamiento de este servicio han sido explicados en la sede de la Comisaría zamorana por el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro; el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco García; el comisario-jefe de la Policía, Ubaldo de la Torre; el teniente coronel-jefe de la Guardia Civil, Manuel Rodríguez Zabala; el vicedecano del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León, Vicente Martín Pérez; y la jefa de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer, María Dolores Vicente.

Ángel Blanco y Alberto Castro han destacado la importancia de esta iniciativa, cuyo protocolo y contenidos de actuación de urgencia han sido elaborados por el Colegio Oficial de Psicólogos, ya que supone que un psicólogo pueda acudir a dependencias policiales o de la Guardia Civil cuando lo autorice la víctima para su atención a la hora de interponer la denuncia, un momento calificado de "traumático" y de los más duros por los que atraviesa la mujer maltratada, en el que se trata de apoyar a la víctima desde todos los puntos de vista.

Para que el aspecto psicológico desde una óptica profesional se incorporase al quehacer de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Delegación del Gobierno y el Colegio Oficial de Psicología han venido realizando jornadas en todas las provincias para aumentar la empatía de los agentes policiales con las víctimas e incrementar la inteligencia emocional para una mejor interacción, más fluida y eficiente con ellas.

La jornada de Zamora se celebró el pasado 24 de enero, con cerca de un centenar de asistentes, una de las audiencias más nutridas de la región, con participación de agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional e incluso de las Policías locales.

El subdelegado del Gobierno ha tenido un reconocimiento especial para el trabajo que realizan en Zamora las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en este campo, el Equipo Mujer-Menor (Emume) de la Guardia Civil y la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional, ya de un nivel altamente especializado y que verán ahora reforzados los recursos para combatir esta lacra de la violencia de género y para perfeccionar la atención a las víctimas.

Ángel Blanco ha vuelto a enfatizar sobre la trascendencia de la colaboración y la coordinación entre la Administración Central y las demás administraciones en el ámbito de la lucha contra la violencia machista, y recordó que el Pacto de Estado contra la Violencia de Género ha puesto en circulación más recursos materiales para prevenir y combatir estos crímenes, lo que ha supuesto transferir 7,5 millones de euros a la Comunidad Autónoma y otros 2,5 millones para los ayuntamientos de la región, de los que 202.000 euros se han pagado ya a los municipios de Zamora, para llevar a cabo iniciativas, programas y proyectos que contribuyan a erradicar este tipo de violencia.

En cuanto al servicio de atención psicológica urgente en sede policial, que ahora se pone en marcha de forma definitiva, se ha probado en una fase experimental de unos meses que ha supuesto la atención a 14 mujeres denunciantes repartidas por las provincias de Burgos, León, Segovia, Valladolid y Zamora, trece de ellas en el medio rural.

Este servicio recientemente incorporado por la Junta al Catálogo de Servicios Sociales de Castilla y León está financiado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades con cerca de medio millón de euros y se desarrolla en colaboración con el Colegio de Psicólogos de la Comunidad.

Para su puesta en marcha ha movilizado en Castilla y León a 82 psicólogos profesionales expertos en atención urgente a víctimas de violencia de género que acudirán a la comisaría en la que sean requeridos.

En la provincia de Zamora estarán disponibles todo el tiempo cinco profesionales, que según anunció el vicedecano del Colegio Oficial se ampliarán a ocho el año próximo. Y pueden acceder tanto mujeres víctimas de violencia de género como los menores dependientes de ellas y funciona todos los días las 24 horas.

El servicio, impulsado por la Junta en colaboración con el Colegio Oficial de Psicólogos y la Delegación y subdelegaciones del Gobierno, se presta en sedes policiales cuando una mujer acude a denunciar, a la que se informará de su existencia por parte de los agentes, para después solicitarlo si se cuenta con el permiso de la víctima para ello.

Consulta aquí más noticias de Zamora.