Apuestas deportivas online
Apuestas deportivas online EFE

La fiebre por las apuestas deportivas, pero también por otros juegos como el póker online, está disparando las cantidades jugadas en España, así como el margen que logra el sector.

Según los datos oficiales de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda, a cierre de 2018, el margen fue de 699 millones de euros, lo que supuso una variación al alza del 25,4% respecto a 2017 (557 millones de euros). Es lo que se conoce como el GGR (Gross Gaming Revenue): el importe total de las cantidades dedicadas a la participación en el juego, deducidos los premios satisfechos por el operador a los participantes.

Ejemplares en PDF de MiBolsillo

El fuerte incremento se basa, fundamentalmente, en el incremento del GGR en apuestas deportivas: creció en 64 millones de euros al pasar de 309 a cierre del año 2017 a 365 millones de euros el año pasado. Este fuerte crecimiento también va relacionado con el incremento en inversión publicitaria de las casas de apuestas:_subieron de 103 millones de euros en 2017 a 168 el año pasado.

También subió significativamente el juego online en casinos (de 171 a 238 millones de euros) así como el póquer online (de 60 a 82 millones de euros). En menor medida, también creció el bingo online, de 11 a 13 millones de euros en margen.

Fuerte inversión publicitaria

El furor de las apuestas deportivas, acompañado de la fuerte inversión publicitaria del sector, contribuyó a que en solo un año el número de usuarios activos (los que han realizado al menos una apuesta en un mes) haya crecido en más de 700.000 jugadores en un año. Ascendió de los 2,3 millones de jugadores online en 2017 a algo más de 3 millones a cierre de 2018. A cierre de 2013 se rozaba el millón de usuarios únicos, es decir, en 5 años ha pasado de uno a tres millones de jugadores online.

Según el ‘Anuario del Juego 2018’, presentado por Codere (empresa privada del juego) y la Universidad Carlos III de Madrid, en España se jugaron 560 millones de euros en juego online, el 6,1% del total. La mayor parte, 310 millones de euros, fueron apuestas deportivas. Como dato interesante, la compra de lotería a través de comercio electrónico va a más. Representó 135 millones de euros para SELAE (Loterías y Apuestas del Estado) -Lotería Nacional, Primitiva, Bonoloto, la Quiniela...-, y 24 millones de euros para la ONCE en compra de cupones.

Slots o tragaperras online

Según el informe de Codere, el juego online se divide en tres mercados fundamentales: las apuestas deportivas, que representan más del 55,4% del GGR (55,6% en 2017), los juegos de casinos -blackjack y ruletas- (15,1%), el póquer (13,5%) y las slots o tragaperras (15,5%). El bingo representó en 2017 una fracción muy reducida (2,0%) y los concursos apenas un 1%.

El mercado más amplio, en clientes y volumen de dinero, son las apuestas deportivas, con más de 600.000 jugadores exclusivos y otros 150.000 que flotan con otros juegos. Al póquer juegan de manera exclusiva 160.000 personas, y compartiendo el juego con otros (blackjack, apuestas deportivas) hay otros 65.000. Además hay un número importante de jugadores que curiosean las webs de póquer, hasta alcanzar algo más de 360.000 visitantes. A los juegos de casino juegan durante el año unos 300.000 jugadores.

El 85%, hombres

En cuanto al juego por sexos, según aseguran a MiBolsillo fuentes del Ministerio de Hacienda, "existe una predominancia masculina de valores casi constantes (por encima del 85%), pero que en determinados juegos como el bingo cae el 70%".

Respecto a lo que recauda el Gobierno, las mismas fuentes de Ministerio de Hacienda indican que "en el juego online es el 20% del GGR. Pero hay que tener en cuenta que se distribuye por completo a las Comunidades Autónomas".

Registro de ludópatas

Las personas que tienen un problema de ludopatía, si no quieren seguir jugando, se deben inscribir en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego. Ninguna casa de apuestas puede permitir el acceso al juego de estas personas. Si lo hacen, se arriesgan a sanciones.