La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo (d). EFE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este jueves que mañana el Gobierno comunicará la convocatoria de elecciones generales, que será "seguro" a lo largo de 2019. "El viernes, mañana, se comunicará la convocatoria de elecciones, pero la fecha concreta sólo la conoce el presidente del Gobierno", ha dicho la ministra en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press.

Montero ha insistido en que el presidente, Pedro Sánchez, ha sido "muy claro" al respecto: "El viernes comunicará en el Consejo de Ministros su decisión y posteriormamente se dará a conocer a los ciudadanos y a los medios de comunicación", ha explicado. La titular de Hacienda ha indicado que el Gobierno puede ir "tirando" a base de decretos leyes, pero sólo durante un tiempo "breve", por lo que "es evidente el adelanto de la convocatoria electoral".

En todo caso, ha señalado que ve "complicado" el escenario de gobernar con decretos leyes, pues están limitados a cuestiones de urgente necesidad. "Puede ser que el Gobierno todavía tuviera capacidad de poner sobre la mesa algunos decretos leyes, pero tendrían que ser limitados", ha subrayado.

"Habrá que hacer ajustes"

La ministra ha recordado que el rechazo al proyecto presupuestario del Gobierno y la prórroga de los Presupuestos de 2018 abocan a la economía española a un déficit público del 2,3% o del 2,4% del PIB y, por tanto, al incumplimiento del objetivo pactado con Bruselas, lo que obligará a adoptar medidas.

"Si hay una convocatoria electoral, imagino que el gobierno entrante adoptará las medidas correspondientes y si se prolonga la convocatoria electoral, será este Gobierno el que tenga que hacer un reajuste de las cuentas públicas para ver cómo y de qué manera se puede ajustar más al cumplimiento del objetivo de déficit", ha afirmado.

Montero ha recordado que, con la devolución de los Presupuestos al Ejecutivo, la previsión de ingresos se cae, pues muchas de las medidas que iban a procurar recursos, sobre todo tributarias, no saldrán adelante. Los que sí seguirán su camino por ahora son los impuestos a las transacciones financieras y el impuesto digital, que se aprobaron al margen de los Presupuestos, aunque la ministra no les aventura demasiado recorrido, ya que la convocatoria de elecciones supondría la disolución de las Cortes, donde estos impuestos se están tramitando. "Veremos a ver hasta dónde llegan, pero me temo que no van a ir muy lejos".