Detenido un hombre radicalizado en el yihadismo en La Laguna

  • Según la Guardia Civil, el detenido ya habría puesto en práctica sus conocimientos para la fabricación de artefactos explosivos.
La Laguna, Tenerife.
La Laguna, Tenerife.
Almendra / Wikimedia Commons

Agentes de la Guardia Civil han detenido en La Laguna a un hombre de 30 años como presunto autor de un delito de "autoadoctrinamiento terrorista", en una operación coordinada entre la Fiscalía de la Audiencia Nacional y el Juzgado Central de Instrucción Número 3.

El supuesto proceso de auto-radicalización experimentado por el detenido, que cuenta con antecedentes por violencia de género, tendría su origen en el consumo de gran cantidad de material propagandístico violento, difundido por productoras mediáticas afines a grupos terroristas yihadistas, principalmente Al Qaeda y Estado Islámico.

Animado por la visualización de estos contenidos, según señala la Guardia Civil en un comunicado, el hombre anunció a su entorno que "algún día se haría famoso, sin importarle las posibles consecuencias".

El detenido presuntamente justificaba las acciones violentas de estos grupos basándose en la supuesta ocupación del "territorio musulmán" por los 'infieles' ('Kafir'), recurriendo frecuentemente a éste y a otros términos despectivos para referirse a personas de su entorno con las que tiene algún tipo de diferencia y contra las que profiere "amenazas de muerte".

Según ha arrojado la investigación, además del consumo de la referida propaganda yihadista, el detenido habría realizado búsquedas y visitado páginas relacionadas con la fabricación de artefactos explosivos caseros, armas de fuego y cartuchería, conocimientos que ya habría puesto en práctica en su propio domicilio confeccionando algún tipo de artefacto, de cuya efectividad estaba sorprendido.

La conjunción del carácter violento, su justificación de las acciones violentas basada en supuestos preceptos religiosos, el hecho de considerarse víctima de una sentencia injusta, unido a su reciente interés por adquirir los conocimientos necesarios para fabricar artefactos explosivos caseros, han determinado que los responsables de la investigación decidiesen actuar ante la posible amenaza que supone para la sociedad, procediendo a su detención y puesta a disposición judicial.

Además, el análisis de los dispositivos empleados para conectarse a Internet y comunicarse con sus contactos, así como de otras evidencias que puedan encontrarse en el registro de su domicilio, que se realiza este mismo miércoles, permitirá analizar el proceso de radicalización así como los contenidos a los que había tenido acceso.

Cambio de estrategia

El uso de las redes sociales e Internet, en el marco de la estrategia propagandística de los grupos terroristas yihadistas, adquiere más importancia a medida que la derrota militar del DAESH en el escenario sirioiraquí se hace patente, señalan los agentes.

Así, esta derrota ha supuesto un cambio en la estrategia de estos grupos que, desde hace algún tiempo, en lugar de llamar a sus seguidores a incorporarse a sus filas para combatir, hacen llamamientos a la comisión de atentados en suelo occidental, siendo Internet el vehículo perfecto para la difusión de esta estrategia y para la captación de candidatos dispuestos a hacerla efectiva.

Desde la elevación al nivel 4 de Alerta Antiterrorista el pasado 26 de junio de 2015, la Guardia Civil ha potenciado todas las investigaciones relacionadas con este tipo de estructuras de propaganda, captación y financiación, especialmente en el ámbito del ciberespacio y con especial importancia en aquellas conexiones entre residentes en España y otras personas encuadrados en grupos terroristas en el exterior.

'Autoadoctrinamiento', un delito controvertido

Precisamente como parte de la reacción a las actuaciones terroristas de la última década, en 2015 se modificó la legislación vigente para incluir, entre otros cambios, el nuevo tipo delictivo bautizado como 'Autoadoctrinamiento Terrorista'.

Este delito, que busca atajar la comisión de atentados permitiendo la intervención de la justicia en los primeros eslabones de la cadena de causalidad que, se presupone, conduce a la práctica de la violencia terrorista.

No obstante, este tipo delictivo no ha estado exento de críticas, ya que en esencia juzga los contenidos consumidos por el usuario (y no otro tipo de conductas como contacto directo con la red terrorista o fabricación de armamento, que están incluídos en otros tipos), lo que los detractores han señalado como una amenaza a la libertad de expresión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento