Zaplana
Eduardo Zaplana, llegando a comisaría. EFE

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sitúa al expresident de la Generalitat Valenciana y exministro Eduardo Zaplana como supuesto jefe y administrador oculto de una red corrupta que, según la Fiscalía Anticorrupción, pudo haberse apropiado de unos 10,5 millones de euros procedentes del cobro de comisiones.

Según la parte del sumario del caso Erial cuyo secreto se ha levantado, la Guardia Civil atribuye a Zaplana un papel de administrador velado de acuerdo a pinchazos telefónicos en los que sus colaboradores se refieren a él como "el jefe".

La jueza instructora cree asimismo que es "evidente que esta asociación de personas —en referencia a los investigados— tiene como cabeza a Eduardo Zaplana, que presuntamente se valió en su día del cargo que ostentaba haciendo partícipes al resto de los investigados, pues los necesitaba para que desempeñaran determinados papeles, beneficiándose a su vez".

Zaplana: "No puedo sacar cinco millones"

Zaplana fue grabado el 18 de abril de 2018 en las dependencias de un hotel de Madrid por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que investigan la Operación Erial, en una conversación mantenida con Fernando Belhot, un abogado considerado presunto fiduciario y que habría creado en Uruguay sociedades pantalla, admitiendo que necesitaba "liquidez".

La conversación, que forma parte del sumario del caso Erial y al que ha tenido acceso Europa Press, está transcrita en parte, ya que otros momentos son ininteligibles. "Ahora necesitaría... Pero a corto plazo. A mí me pasa lo mismo, yo tengo mi sueldo, es un buen sueldo... Yo puedo sacar (initeligible) que no pasa nada, pero no puedo sacar cinco millones de... Primero porque no los tengo ahora porque me he metido en un problema, pero segundo que es que aunque los tuviera".

El expresidente añade que en España le iban a decir "'¿Usted a dónde va?'". En esa misma conversación, Zaplana señala tener un problema que no sabe si tiene solución. "Para todo esto... Para algunas cosas que a mí me pide... Necesito liquidez... (Ininteligible). A mí Ignacio no me está dando (Ininteligible) dinero de Andorra, pero como nos ha dejado, tampoco... Tampoco pasa nada".

"Si son de 50 puedo"

En otro momento de la conversación, el presunto fiduciario le dice a Zaplana que "si no (ininteligible) morir por esto (ininteligible) los billetes de 500", a lo que el exministro responde que "es complicado". "Pero bueno... si son de 50 los puedo (ininteligible)", añade Zaplana.

A esto, Belhot le dice que "yo te iré devolviendo de poco a poco (initeligible) y no te digo que sea en dos días... en una semana, diez, quince días (ininteligible)". "Si puede ser en un mes, mejor", zanja Zaplana.

Posteriormente, Belhot le sugiere a Zaplana que "cada vez que venga te puedo dar..." y "luego cada mes y medio (ininteligible) podría ir sacando". "¿Me entiendes?", añade. "Pues vamos a ver si... vamos a arreglar eso ahora", responde Zaplana.

Blanqueo, cohecho, fraude...

Los investigadores creen que Zaplana es actualmente beneficiario de bienes y fondos que tienen su origen en los pagos que varias sociedades mercantiles del grupo Sedesa, entre otras, realizaron a empresas radicadas en Luxemburgo tras ser beneficiarias de las adjudicaciones con ocasión de la concesión de la explotación administrativa de uno de los lotes de la ITV y de los parques eólicos de la Comunidad Valenciana.

En el caso Erial se investiga el presunto cobro de comisiones derivadas de estas concesiones durante la gestión al frente de la Generalitat de Zaplana, que está en libertad provisional tras más de ocho meses en prisión, y junto al que están procesados el abogado Francisco Grau, el exdirectivo de Terra Mítica Joaquín Barceló, el ex director general de la Policía y expresidente de Les Corts Juan Cotino; la mujer de Zaplana, Rosa Barceló, y la secretaria personal del expresident, Mitsuko Henríquez.

Sobre todos ellos pesan acusaciones de blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental, asociación ilícita para delinquir y pertenencia a un grupo criminal.