La Diputación Foral de Álava ha explicado que se trata de la primera línea de ayudas destinada a los ayuntamientos de menos de 4.000 habitantes.

El objetivo de estas subvenciones es acondicionar y equipar locales públicos dónde puedan prestarse nuevos servicios con el objetivo de fomentar el equilibrio territorial en Álava y aumentar los servicios que ofrecen los municipios.

El Ayuntamiento de Baños de Ebro utilizará este apoyo foral para el acondicionamiento de un local público destinado a prestar servicios de podología, masajista y peluquería, mientras que el Ayuntamiento de Lantarón lo destinará al acondicionamiento de un local público destinado a prestar el servicio de podología en Fontecha.

Consulta aquí más noticias de Álava.