Eva Hache
Eva Hache, en los Goya 2013. JORGE PARÍS

El polémico comentario de Eva Hache sobre la manifestación, que tuvo lugar en la madrileña plaza de Colón contra el gobierno de Pedro Sánchez, tiene una segunda parte.

Algunos tuiteros animaron en redes sociales a acudir al restaurante ConAche, creyendo que es propiedad de la humorista. Otros, fueron más allá y decidieron boicotear el local dejando malas opiniones sobre él. Una manera de acabar con su reputación.

Ante el aluvión, la propia Eva Hache publicó un tuit en el que advertía de que ese local no era suyo, pero solo ha servido para vertir más insultos contra ella.

Ha tenido que ser el propietario del restaurante, Miguel Ángel Novo, quien pida que por favor cese el boicot. "Estoy sufriendo amenazas", escribe el pobre hombre.