Urkullu insta a propiciar un nuevo escenario de distensión
Urkullu insta a propiciar un nuevo escenario de distensión GOBIERNO VASCO - Archivo

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que el juicio a los líderes del 1-O evidencia "el fracaso más profundo del ejercicio de la política", por lo que ha instado a propiciar "un nuevo escenario de distensión" para "restablecer puentes de diálogo institucional y político", que "nunca deberían haberse abandonado".

Además, cree que este proceso judicial "vuelve a poner sobre la mesa" la necesidad de "avanzar en una reforma" que reconozca "la realidad plurinacional" del Estado "desde el respeto a los marcos establecidos" y sin "plantear anatemas".

A través de las redes sociales, Urkullu ha recordado que, a partir de este martes, se juzga "bajo el argumento de 'juicio al procés'", a "representantes de organizaciones, y políticos representantes institucionales con responsabilidades en Catalunya", como consecuencia de la jornada del 1 de octubre de 2017, "por la adopción de decisiones políticas e institucionales".

Según el presidente del Ejecutivo autónomo, este juicio "tiene un previo" con la prisión preventiva de nueve de ellos, "que ya ha supuesto un coste personal y familiar para las personas procesadas muy difícil de resarcir". "En todo caso, reitero que este juicio nunca tendría que haberse celebrado", ha señalado.

Para Urkullu, el inicio del 'juicio al procés' en el Tribunal Supremo "habría de ser dirimido y resuelto en el trámite de las cuestiones previas" y, desde ese momento, "ser abordado como una oportunidad para reafirmar la apuesta por las vías políticas".

"Esto es, el diálogo y la negociación, tanto en el ámbito político como en el de la representación institucional, expresión democrática de la voluntad de la ciudadanía", ha precisado.

Para Urkullu, el juicio "vuelve a poner sobre la mesa", entre otras cuestiones, "la crisis del modelo de Estado y la necesidad de avanzar en una reforma que se fundamente en el reconocimiento a su propia realidad plurinacional".

"SIN ANATEMAS"

La reforma, según el lehendakari, se puede plantear "desde el respeto a los marcos establecidos", pero "sin que posibles reformas que redunden en beneficio de la convivencia sean planteadas como anatema".

Urkullu ha insistido en que "el propio juicio evidencia el fracaso del sentido más profundo del ejercicio de la política" y ha destacado la necesidad de "superar el bloqueo y la adopción de decisiones unilaterales".

"Debe propiciarse un nuevo escenario de distensión que facilite restablecer los puentes de diálogo institucional y político que nunca deberían de haberse abandonado", ha defendido.

Para Iñigo Urkullu, "el acercamiento, el entendimiento y la confianza mutua son los primeros pasos necesarios para iniciar un camino hacia una solución duradera". "Distensión, diálogo y mirada amplia", concluye.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.