ERC y el PDeCAT han desoído este martes el 'no' rotundo que ha dado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a negociar con la autodeterminación de Cataluña y la han planteado la legitimidad de, al menos, plantear en una mesa de partidos su reivindicación de un referendum de independencia, aunque con distintas intensidades.

El portavoz de ERC, Joan Tardá, ha  planteado que la autodeterminacion es la única manera de encontrar una "resolución democrática", mientras que el portavoz del PDeCAT, Ferrán Bel, se ha ofrecido a retirar su enmienda a la totalidad si el Ejecutivo acepta "hablar de todo". "Dentro de la ley, de acuerdo, pero ¿se puede hablar de cambiar la ley?", ha pedido Bel, uno de los miembros del PDeCAT a apoyar los Presupuestos.

Tardá y Bel han subido este martes a la tribuna de oradores para defender sus respectivas enmiendas a la totalidad a los Presupuestos, cuya retirada sería clave para que este miércoles el Congreso no tenga mayoría para tumbarlos. Ambos han coincido en empezar con una referencia al juicio contra el procés y en mostrar una fotografía del banquillo de los acusados.

"Nuestros hijos van a ver esta fotografía en los libros de texto dentro de 15 o 20 años", ha dicho Tardá.

Bel ha subrayado que "llevamos toda la tarde oyendo hablar de elecciones, urnas y recuentes y hoy hay 12 personas que son juzgadas por poner urnas y papeletas" en lo que ha llamado "el juicio de la vergüenza".

En su intervención, Tardá ha insistido en que una "resolución democrática" en Cataluña ha de tener en cuenta tanto al "50%" de los catalanes que son autonomistas y al "50%" que son independentistas.

PDeCAT se ofrece a retirar su enmienda

"Habrá que encontrar un marco en e lque no nos hagamos trampas, porque si nos hacemos trampas desde el momento cero, cómo podemos aspirar a culminar con éxito una negociación", ha dicho Tardá, que ha explicado que "no hacer trampas significa que hay que reconocer que tan legítimo es poner encima de la mesa al autodererminación como la autonomía".

Tampoco ha mostrado una gran confianza el portavoz del PDeCAT en que su oferta al Gobierno vaya a desviar el rumbo de los acontecimientos que este martes casi todo el mundo asumía en el Congreso. "Intuyo que su Gobierno quiere elecciones tanto como el señor Rivera y el señor Casado", le ha dicho a Montero, antes de pedir al Gobierno que no les responsabilice a ellos ni de que no salgan las cuentas ni de una eventual convocatoria de elecciones.

Sin embargo, Bel ha pedido al Ejecutivo que "retorne" a las negociaciones con el Govern para crear una mesa de partidos en el punto donde se quedaron la semana pasada, donde ha apuntado que el Gobierno sucumbió a las presiones "de los mismo que  le pedían investir a Rajoy", ha dicho en referencia a "los Casado, los Rivera, los Guerra y los González".

"Estamos a tiempo. Retiraremos la enmienda si podemos cerrar lo poquito que hacía falta", ha dicho Bel en relación a la posibilidad de poder hablar de un referndum de autodeterminación. "Les pedimos que hagan el ejercicio de volvr a intetnar pactar, que podamos hablar de todo y no escuchen a estos que les están pidiendo elecciones".

En su réplica, Montero ha recordado a Tardá que "sabe que no pondremos en ningún orden del día el derecho de autoderminación, lo saben dsee el primer día".

El portavoz de ERC ha señalado que "entendemos que es una oportunidad perdida, trabajaremos para que no sea definitiva", ha añadido, Tardá, que coo Bel también ha lamentado que Montero se haya referido a su partido, a los "republicanos catalanes, llamándonos chantajistas". "No nos lo merecemos".