En concreto, el pasado 4 de febrero, policías de la Comisaríade Burgos, hicieron entrega a un burgalés de 42 años de un billetede 500 euros, el hombre lo había entregado en dependenciaspoliciales, dos años antes cuando se lo encontró tirado en el suelode un bar.

En enero del 2017 un ciudadano que se encontraba tomando unaconsumición en un bar ubicado en la Avenida del Cid de esta ciudad yobservó tirado en el suelo del local, junto a la barra, un billete de 500 euros.

Tras el hallazgo preguntó a continuación al resto de clientesy al propietario del establecimiento por si pudiera ser de alguno deellos.

Dado que ninguno reclamó la propiedad del mismo y que además elresponsable del bar verificó en una máquina la autenticidad delbillete, el hombre se personó en la Comisaría Provincial dónde trasformalizar un acta, hizo entrega del mismo, que quedó depositado enuna caja fuerte de las dependencias policiales por si algúnciudadano denunciaba su extravío o bien se podían realizargestiones tendentes a la localización del propietario.

Transcurridos dos años desde su entrega sin que nadie reclamasesu propiedad y tal y como se regula en el artículo 352 del CódigoCivil se procedió a la devolución del billete al ciudadano que loentregó y que pasado este tiempo es su legítimo propietario.

Consulta aquí más noticias de Burgos.