Los hechos se produjeron minutos antes de las 12 horas de lunes, 11 de febrero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de ladesaparición de un hombre de 34 años, al que la familia había echado enfalta de su domicilio, del que había salido el día antes, el domingo, sobre las 14:00 horas, acompañado de su perro.

En la noche del domingo el perro regresó sólo a la vivienda, por lo que al ver que el hombre no aparecía, un familiar lo puso en

conocimiento de la Guardia Civil.

Se puso en marcha un dispositivo de búsqueda connumerosas patrullas por tierra (seguridad ciudadana, SEPRONA, USECIC ydel Subsector de Tráfico) a las que se sumó en la tarde del lunes un helicóptero de la Benemérita.

Inicialmente se realizó la búsqueda por el entorno y a medida que pasaron las horas se fue ampliando el radio de acción, además de que

se informó de la situación a las

provincias limítrofes, al Cuerpo Nacional de Policía y a la Policía Local de la ciudad.

Asimismo, se controlaron las vías de comunicación y centros de transporte, poblaciones cercanas, caminos, senderos, hasta

que al llegar la noche, sin resultado positivo, se mantuvo activo el dispositivo de búsqueda del hombre durante toda la madrugada.

A primera hora de la mañana de este martes se retomó la búsqueda por aire, a la que se sumó un guía canino con su perro adiestrado en búsqueda de personas y más patrullas por tierra, si bien nada más iniciarse el despliegue quedó suspendido ya que la persona había aparecido en la zona sur de la capital.

La colaboración y el permanente trasiego de información entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dieron sus frutos cuando una Patrulla de la Policía Local de Burgos dió con él joven, que fue trasladado hasta las dependencias oficiales de la Guardia Civil en Burgos.

Tras verificar que se encontraba en perfecto estado de salud, una vezidentificado, se comprobó que se trataba de la persona objeto de labúsqueda y por precaución fue trasladado hasta un centro hospitalario para su valoración.

Consulta aquí más noticias de Burgos.