¿Cuáles son los mejores neumáticos para mi coche?
Todas las ruedas presentan un código del que se pueden extraer características como la anchura o la velocidad máxima que aguanta. Freepik

Saber elegir los mejores neumáticos para cada coche requiere tiempo y conocimiento. Hay que atender al código que los identifica, donde se podrá averiguar su anchura, arquitectura, índice de carga o el código de velocidad. Pero, además de las especificaciones técnicas que ayudan a elegir el modelo que se adapta a cada vehículo, en materia de ruedas conviene asegurarse de su calidad. Esta depende de la construcción y los materiales que se han empleado para terminarla, que serán los que establezcan su seguridad, su durabilidad, la rodadura y su respecto al medioambiente.


El primer factor, la seguridad, es también el más determinante para gran parte de los usuarios, ya que establece las posibilidades de reacción antes un accidente o las inclemencias meteorológicas. Así, hay que asegurarse de que el tiempo de degradación sea alto, para evitar desgastes tempranos, reventones y pinchazos. También la durabilidad es importante, ya que de ella depende el gasto que el consumidor puede hacer en neumáticos a lo largo de la vida útil de su coche o el ahorro posible.


La rodadura establece el gasto de combustible que genera el uso de las ruedas y, por tanto, lo conveniente será buscar aquellos con menor resistencia para, además de ahorrar, favorecer el cuarto factor, el respeto medioambiental, con una menor emisión de gases y disminución del ruido.


La calidad de las marcas de neumáticos

Para establecer cuáles son las mejores marcas de neumáticos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han realizado un estudio que muestra las casas mejor valoradas por los conductores. Así, han realizado la media de los resultados obtenidos por cada marca en todas las medidas analizadas en los últimos años y han determinado que las cinco mejor valoradas son: Continental, Pirelli, Dunlop, Goodyear y Nokian.


Destacan que es posible que, aunque una marca no destaque por su buena calidad, puede tener un modelo que esté entre los mejores valorados en alguna medida concreta. Es decir, que el hecho de que uno sea bueno en un determinado tamaño, no garantiza que lo sea en todos.